ENTREVISTA: Leslie Torres-Rodríguez, Superintendente de las Escuelas Públicas de Hartford

-¿Leslie, nos puede hacer un balance de lo que ha sido este año para las escuelas de Hartford?

-Estoy muy contenta, este año escolar ha sido muy importante porque nuestros estudiantes estuvieron en clases a tiempo completo, sabemos que el aprendizaje virtual fue muy difícil para ellos, sus familias y para los maestros. Recién terminamos el ciclo escolar y el desafío mayor ha sido tener suficiente personal. Comenzamos el año con solamente un 75% de personal, para febrero esa cifra subió a 85%, ahora tenemos un 90% de los maestros que necesitamos. Tenemos que celebrar, en términos de progresos y logros, en las escuelas públicas de Hartford la tasa de graduación ha aumentado más del 3% desde el 2017. Durante la pandemia sufrimos con los estudiantes, muchos no terminaron el año escolar. Todavía tenemos que seguir mejorando pero vamos por buen camino.

-¿Cómo funcionó el Plan Operativo Estratégico de Tres Años, donde los estudiantes tienen un acercamiento a las universidades?

-Esa es otra cosa que quiero celebrar, un 77% de nuestros graduados solicitó ingreso a la Universidad. Ese número estaba en un 65% en años anteriores. Tenemos alianzas con varias universidades, como UConn, Universidad de Hartford, Central, Easter, y también con colleges como Capital y Manchester. Estoy orgullosa por los recursos y servicios que les damos a los estudiantes y las alianzas con nuestros socios.

-¿Cómo les va con las alianzas con Allied Health y Hartford HealthCare?

-Esos son los “pathways”, también es parte de nuestro plan estratégico. Uno es Allied Health, donde los estudiantes del noveno año ya determinan el área en qué se quieren enfocar. No solamente toman clases relacionadas, se enfocan en las carreras de salud y hacen internship, salen temprano y van directamente al Hospital para aprender y hacer prácticas. Sabemos que hay una gran demanda de profesionales de la salud a nivel nacional.

-Otro tema que obligado es el de la seguridad en las escuelas, parece repetido pero pasó el reciente tiroteo en la escuela primaria de Uvalde, Texas. ¿Qué medidas han tomado al respecto?

-Es muy triste porque son niños de una escuela, aquí en Hartford no somos ajenos a la violencia, ocurre en nuestras comunidades y soy consciente de esta realidad. Cada año entregamos un manual de respuestas de emergencia al Estado. Trabajamos con el personal local de manejos de emergencia, servicios de primera respuesta, funcionarios de salud pública y mental. Hacemos los “simulacros de respuestas de emergencias”, incluyendo de incendios y de crisis cumpliendo los requisitos estatales, sin embargo yo elegí ya hace años que nuestras escuelas hagan simulacros adicionales, incluyendo los que se dicen de código rojo, que es un cierre total de las instalaciones. Se hacen entrenamientos del personal para prevenir tragedias. Esto es mediante el programa “La promesa de Sandy Hook”, donde los estudiantes aprenden las señales de advertencia y cómo pueden reportar una amenaza a un adulto de confianza o comunicarse con la línea de emergencia anónima.

-Se cumplen 10 años del programa DACA que dio un alivio migratorio para los estudiantes, pero aún sigue siendo temporario, ¿Qué opina?

-En una comunidad como la nuestra donde un 57% son hispanos, muchos necesitan tener programas como DACA. Este tema no debía entrar en debate sino ser algo automático. Cuando pensamos en el futuro de nuestros estudiantes y sus familias esto debía estar solucionado. Hay que tener fe que se harán las leyes, pero también hay que abogar por ellos.

-¿Qué programas de verano tendrán las escuelas en Hartford?

-Ya estamos listos para el programa de verano. Tenemos oportunidades desde Kinder hasta el grado 12. Por ejemplo en la escuela superior, los que necesitan recuperar algún crédito perdido, lo podrán hacer. Para los que van a la universidad o college por primera vez está el programa “Puente”, para darles el apoyo que necesiten. Estaremos disponibles cuatro semanas del verano, porque después queremos que nuestros maestros tengan su receso bien merecido. Para aquellos maestros que quieran trabajar en el verano, invertiremos unos 5 millones de dólares en bonos. En mayo recibieron un bono de $750 todos los 3,700 empleados. Además habrá un bono adicional de $1000 a los que regresen el próximo ciclo. A los empleados que refieran a otro para trabajar en las escuelas tendrán $1500 más. Este esfuerzo es para retener y reclutar a los maestros. Sabemos que sin ellos no podemos dar el apoyo académico y socioemocional a los estudiantes.

-¿Cuándo termina su contrato? ¿Quiere seguir?

-Mi contrato termina el 2024. Mi compromiso es profundo en lo personal y profesional con Hartford. Soy un producto de esta comunidad. Creo en la capacidad de nuestros estudiantes para tener éxito y deseo seguir.

Jorge Alatrista

NOTA.-

Para comunicarse con las Escuelas Públicas de Hartford pueden visitar: hartfordschools.org o llamar al 860-695-8400.