Suben los costos de las matrículas en los “Community Colleges” de Connecticut

La junta directiva del Sistema de Colegios y Universidades del Estado de Connecticut (CSCU) votó para aumentar la matrícula en los 12 colegios comunitarios del Estado para el próximo año académico.

La matrícula y las tarifas obligatorias actualmente son $4476, pero aumentarán a $4700 para los estudiantes de tiempo completo para el año académico 2022-23.

Los líderes de CSCU dicen que esto se debe a factores que incluyen el aumento de los costos laborales, el sistema se está quedando sin fondos federales y las universidades continúan viendo una caída en la inscripción.

Ben Barnes, director financiero de CSCU, explicó que antes de la pandemia, las finanzas del sistema ya eran “débiles”. Pero desde la pandemia, los ingresos se han reducido en todo el sistema en más de $80 millones al año.

“Estimamos que, entre el déficit de este año y el próximo, tenemos un déficit de alrededor de $270 millones”, dijo Barnes. “El presupuesto del Gobernador habría proporcionado cerca de $100 millones. Le hemos pedido al Comité de Asignaciones $175 millones en ayuda adicional para que podamos terminar el 2023. Así que estamos en serios problemas”.

Durante los últimos tres años, la matrícula en los colegios comunitarios se ha mantenido estable. Pero Barnes dijo que si bien fue una decisión difícil de tomar, una de las razones por las que pensaron que aumentar la matrícula ahora era “razonable para hacerlo al ritmo que actuó la Junta” es debido a la implementación de recursos como el programa PACT.

Este programa cubre la matrícula de los graduados de la escuela secundaria elegibles que se inscriben en cualquier colegio comunitario del estado a tiempo completo, aproximadamente el 25% de la población, agregó Barnes.

Pero durante la reunión de la junta del jueves, los estudiantes, profesores y algunos miembros de la junta aún expresaron su preocupación por el aumento de la matrícula y dijeron que dado que una gran cantidad de estudiantes en los colegios comunitarios provienen de familias de bajos ingresos, esta decisión podría traer sobre importantes factores de estrés financiero.

Sara M. Berry, profesora adjunta en Manchester Community College, escribió una carta a la Junta oponiéndose al aumento de la matrícula. Dijo que sabe que la junta “tiene la responsabilidad de equilibrar los libros del sistema”, pero no cree que hacerlo de esta manera ayude al sistema o a los estudiantes a largo plazo.

Adria Watson (CT Mirror)