Más de dos tercios de los condados del país tuvieron una disminución natural en el 2021

El impacto de la pandemia de COVID-19 en nacimientos y muertes da lugar a un número récord de Condados que experimentaron una disminución natural de su población. Según las estimaciones de cambio de la edición del 2021 de la Oficina del Censo de los EEUU, más del 73% (2,297) de los Condados del país experimentaron una disminución de su población en el 2021, un aumento en comparación con el 45.5% en el 2019 y un 55.5% en el 2020.

La disminución natural ocurre cuando hay más fallecimientos que nacimientos en la población durante un cierto lapso de tiempo. En el 2021, menos nacimientos, el envejecimiento de la población y el aumento de la mortalidad, agudizada por la pandemia de COVID-19, contribuyó al aumento de la disminución natural. Las estadísticas publicadas incluyen estimaciones de población y componentes de cambio para las 384 áreas estadísticas metropolitanas, las 543 áreas estadísticas micropolitanas y los 3,143 condados del país. 

En el 2021, todos los condados de Delaware, Maine, Nuevo Hampshire, y Rhode Island tuvieron una disminución natural. Algunos condados también tuvieron una disminución de la población atribuida a la migración. Los condados con menos migración internacional neta (más personas que se van del país de las que vienen a vivir al país) con más frecuencia se encontraron en California (41.4 %), Oregón (27.8 %) y Mississippi (23.3 %). Los estados con los porcentajes más altos de condados con el descenso de migración nacional neta (personas que se mudan de un área a otra dentro de los Estados Unidos) fueron Alaska (80.0 %), Luisiana (71.9 %) e Illinois (65.7 %).

FUENTES: US Census Boreau