Comenzaron las ventas minoristas de marihuana en Connecticut

Las primeras ventas minoristas de marihuana recreativa de Connecticut comenzaron este martes 10 de enero, cuando las tiendas abrieron sus puertas a clientes ansiosos.
Erick Wichert fue el primero en la fila en Fine Fettle en Newington. “Tal vez mi entusiasmo era más que el de cualquier otra persona”, dijo. Wichert dijo que condujo unos 20 minutos desde Plainville.
“Finalmente es un producto regulado. No tiene que preocuparse por lo que pueda contener, como si lo comprara en la calle”, dijo Wichert. “Puede ser más caro, pero vale la pena”.
Nueve operadores de marihuana medicinal en Connecticut completaron con éxito los pasos necesarios para expandir sus negocios para incluir el nuevo mercado para adultos mayores de 21 años, y siete abrieron el martes para clientes de uso adulto.
En Fine Fettle en Newington, docenas de personas hicieron fila cuando comenzaron las ventas para adultos a las 10 a.m. Al menos 600 clientes de uso para adultos hicieron pedidos anticipados solo para el martes, dijo Dennis So, gerente general de la tienda. Farmacéutico de oficio, So dijo que lo que más le apasiona es atender a los pacientes que no pudieron obtener una tarjeta médica porque su condición no calificaba.
“El hecho de que esas personas puedan venir aquí y aún comprar cannabis y usarlo como medicina, creo que es un momento increíble en la historia para que podamos hacer eso en Connecticut”, dijo So.
Como parte de la legalización de las ventas recreativas, la administración del gobernador Ned Lamont dijo que casi 44,000 condenas por marihuana de bajo nivel se borrarán total o parcialmente gracias a la nueva ley de “borrón y cuenta nueva” de Connecticut.
“El día de hoy marca un punto de inflexión en las injusticias causadas por la guerra contra las drogas, sobre todo ahora que existe una alternativa legal al peligroso mercado clandestino no regulado de venta de cannabis”, dijo Lamont en un comunicado.
Ahora que están comenzando las ventas en Connecticut, los funcionarios instaron a las empresas y los consumidores a ser responsables.
“Está destinado a adultos”, dijo Michelle Seagull, comisionada del Departamento de Protección al Consumidor. “Siempre existe el riesgo o la preocupación de que las personas no se tomen las responsabilidades tan en serio como deberían y el producto caiga en las manos equivocadas”.
El jefe de policía de New Haven, Karl Jacobson, dijo el lunes que proporcionar cannabis a menores es ilegal y puede resultar en un cargo de delito grave de peligro.
También dijo que los productos deben permanecer sin abrir mientras están en el automóvil.
“Obviamente, una de las cosas ilegales es conducir bajo la influencia”, dijo. “Pero también es ilegal que tanto los pasajeros como los conductores consuman cannabis mientras el vehículo está en funcionamiento”.

Patrick Skahill and Kay Perkins (Connecticut Public)

Share / Comparte, es gratis!