Presentaron cargos penales contra cinco policías de New Haven 

Cinco policías de New Haven fueron acusados ​​de poner en peligro imprudente y cruelmente a las personas el lunes 28, después de una investigación de meses sobre el incidente que dejó a Randy Cox, un hombre negro, paralizado del pecho hacia abajo.

La Policía Estatal de Connecticut entregó órdenes de arresto a Oscar Díaz, Betsy Segui, Ronald Pressley, Jocelyn Lavandier y Luis Rivera. Los cinco se entregaron, dijeron funcionarios de la ciudad de New Haven en una conferencia de prensa. Cada oficial pagó una fianza de $25,000 y comparecerán ante el tribunal el 8 de diciembre, según la policía estatal.

Los oficiales se han enfrentado al escrutinio público desde que las imágenes de video de principios de este año mostraban a Cox, esposado dentro de la parte trasera de una camioneta de la policía, chocando la cabeza contra la pared interior de la camioneta cuando Díaz, el conductor, se detuvo abruptamente. El video también muestra al grupo ignorando repetidamente las llamadas de atención médica de Cox al llegar a un centro de detención de New Haven.

“Según el arresto de hoy, está claro que el fiscal del estado cree que existe una causa probable de que las acciones de estos oficiales han violado las leyes penales del estado”, dijo el alcalde Justin Elicker. “En última instancia, el veredicto final decidirá adecuadamente a través del sistema de justicia penal”.

La división de Asuntos Internos del Departamento de Policía de New Haven reanudará su propia investigación sobre el incidente, que determinará si algún oficial debe ser suspendido o despedido. El jefe de policía Karl Jacobson dijo que los oficiales permanecerán en licencia administrativa paga hasta que concluya la investigación interna.

“Queremos asegurarnos de que la oficina del fiscal del estado conozca las opiniones de Randy Cox y que su opinión como víctima se tenga en cuenta a medida que este asunto avance en el sistema de justicia penal”, dijo Weber. “Lo que sucedió hoy aquí nunca cambiará el hecho de que Randy Cox está paralizado del cuello para abajo y que su vida desde el 19 de junio de 2022, se ha visto alterada irreparablemente”.

La familia y los abogados también han tenido que lidiar con la devastación derivada de la grave condición médica de Cox, que incluye una fractura de la columna cervical, parálisis permanente debajo del cuello, atrofia permanente de sus músculos y una esperanza de vida más corta.

Jaden Edison (CT Mirror)

FOTO: Thomas Breen

Share / Comparte, es gratis!