Debate Hayes y Logan se centró en el aborto y las ayudas federales

La Representante Jahana Hayes (D-5), y el Republicano George Logan se enfrentaron el jueves 20 de octubre, en un segundo debate que mostró más diferencias entre los dos candidatos sobre la legislación federal del aborto y la economía, pero también magnificó las tendencias nacionales más grandes que dividen a sus partidos.

El debate, que fue organizado por Connecticut Public Broadcasting y patrocinado por la Liga de Mujeres Votantes de la Universidad Estatal Central de Connecticut, rápidamente tuvo un comienzo más polémico cuando los candidatos discutieron sobre si las protecciones para el aborto deberían aplicarse a nivel nacional.

Ambos candidatos apoyan el derecho de la mujer a elegir y se oponen a una prohibición nacional del aborto, pero los contrastes se ampliaron en el tema de más legislación federal para codificar las protecciones una vez establecidas en Roe v. Wade.

Logan dijo a los periodistas después del primer debate del 5º Distrito del martes que no creía que el Congreso tuviera la autoridad constitucional para implementar esas protecciones en todo el país, y confirmó su posición sobre dicha legislación desde el escenario el jueves.

Surgieron otras diferencias políticas sobre los atletas transgénero, así como sobre las reformas a las armas. El debate abarcó una serie de temas nacionales que mostraron aún más las tensiones dentro de los dos partidos que están sucediendo en otras carreras competitivas en todo el país.

Al señalar que Connecticut y Washington están controlados por el “gobierno de un solo partido”, Logan argumentó que los demócratas no han hecho mucho para reducir los costos crecientes provocados por la inflación. Apuntó a los “paquetes de gastos excesivos” aprobados bajo la administración de Biden.

Hayes defendió la legislación liderada por los demócratas que se movió con escasas mayorías en el Congreso y sin apoyo republicano, incluido un paquete federal de ayuda para la pandemia, leyes bipartidistas sobre infraestructura y reforma de armas, y un proyecto de ley que aborda la reducción de los costos de medicamentos recetados y otras políticas relacionadas con la atención médica y cambio climático.

Hayes afirmó que Logan no quería hablar sobre su mandato en la legislatura estatal porque “no hizo nada”. Logan respondió que trabajó dentro de los parámetros de un Senado Estatal dividido en partes iguales y que ayudó a trabajar en el presupuesto junto con los demócratas al aprobar un “límite de bonos para limitar la cantidad de préstamos que el estado puede hacer”.

De manera similar, criticó el historial de Hayes en el Congreso y la vinculó con figuras demócratas nacionales como el presidente Joe Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Cuando se le preguntó inicialmente a Logan si respaldaría algún recorte a esos programas de red de seguridad social, respondió brevemente que los haría “lo más fuertes posible” antes de volver rápidamente a la economía. Pero luego agregó que trabajaría en el Congreso para impulsar esos beneficios.

Mientras tanto, Logan señaló el respaldo de Hayes por parte del Partido de las Familias Trabajadoras, que tuiteó en apoyo del movimiento “Defund the Police”. El nombre de la congresista aparecerá tanto en la línea demócrata como en la del Partido de las Familias Trabajadoras.

Lisa Hagen (CT Mirror)