ULTIMA HORA: La Cámara de Representantes de Connecticut aprueba presupuesto de 24 billones

La Cámara de Representantes de Connecticut aprobó la madrugada del martes 3 de mayo, un presupuesto estatal de $24,200 millones que proporciona más de $600 millones en recortes de impuestos sobre la renta, un congelamiento de impuestos a los automóviles, una exoneración extendida del impuesto a la gasolina y otros alivios.

La cámara controlada por los Demócratas votó 95 a 52 según las líneas partidarias poco después de las 12:20 am. para aprobar el presupuesto para el año fiscal que comienza el 1 de julio. Se esperaba que el Senado, donde los demócratas también tienen la mayoría, aprobara el plan más tarde de este martes.

El paquete, que impulsaría el gasto del Fondo General en un 6,5 % por encima del año fiscal actual, también realiza nuevas inversiones en cuidado infantil, salud mental, otros servicios sociales y la agencia de control de contratación del estado.

Y si bien financia grandes aumentos y bonificaciones para empleados estatales sindicalizados, el presupuesto proporciona una asignación muy modesta para trabajadores del sector privado en trabajos de alto riesgo durante el apogeo de la pandemia de coronavirus.

Posiciona a Connecticut para hacer un pago suplementario sin precedentes de $3.5 mil millones contra su enorme deuda de pensiones. Pero también cubre menos de 1/12 de la enorme deuda del fideicomiso de desempleo que las empresas de Connecticut deben pagar a partir de este otoño.

El gobernador Ned Lamont calificó el plan de desgravación fiscal que negoció con sus compañeros demócratas en la mayoría de la legislatura como el más grande en la historia del estado, un reclamo que probablemente será cuestionado durante la campaña para gobernador este verano y otoño. Eso se debe a que aproximadamente la mitad del alivio es una sola vez.

¿Oportunidad perdida?

Pero los republicanos respondieron que los demócratas dejaron pasar una oportunidad de oro para ayudar a los hogares de ingresos bajos y medios golpeados durante los últimos dos años.

A pesar de que los demócratas promocionaron sus recortes de impuestos como “históricos”, los republicanos señalaron que el alivio recurrente totaliza alrededor de $ 300 millones por año, que es una pequeña fracción de los casi $ 8 mil millones que el estado ha acumulado entre su reserva presupuestaria de $ 3.1 mil millones, comúnmente conocida como la fondo para emergencias y el superávit de $4.8 mil millones de este año fiscal.

El mayor recorte de impuestos por única vez en el presupuesto implica la extensión de la exención fiscal de la gasolina que Lamont y los legisladores de ambos partidos respaldaron a principios de esta primavera. El estado suspendió el impuesto al combustible minorista de 25 centavos por galón desde el 1 de abril hasta el 30 de junio, y el nuevo presupuesto lo extiende hasta el 1 de diciembre.

Otra medida temporal crea efectivamente un nuevo crédito de $250 por niño contra el impuesto estatal sobre la renta para hogares de bajos y medianos ingresos, hasta un máximo de $750. Esto enviaría $125 millones a personas solteras con ingresos de menos de $100,000 por año y parejas que ganan menos de $200,000.

Keith M. Phaneuf (CT Mirror)