LocalesPrimera Plana

Senador Murphy también critica la orden de Biden sobre el asilo

El presidente Joe Biden anunció este martes 4 una orden ejecutiva que restringe las solicitudes de asilo cuando hay un aumento en los cruces de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México, buscando recuperar un tema polémico que ha animado la carrera presidencial.

La autoridad presidencial suspenderá los cruces en la frontera sur si el promedio de siete días supera los 2,500 diarios. Los inmigrantes que busquen ingresar ilegalmente a Estados Unidos a través de la frontera en ese momento no podrán solicitar asilo (con algunas excepciones para menores no acompañados) pero aún podrán hacerlo en los puertos de entrada.

La orden ejecutiva de Biden ya ha sido amenazada con acciones legales, y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles dijo que tiene la intención de demandar y la comparó con las medidas tomadas por su predecesor, el expresidente Donald Trump.

“Soy escéptico de que los tribunales lleguen a la conclusión de que se trata de un poder ejecutivo adecuado”, dijo el senador estadounidense Chris Murphy, y agregó que el presidente “hizo todo lo posible para tratar de llegar a un acuerdo con los republicanos”.

Biden se hizo eco de un sentimiento similar: todavía espera que el Congreso aborde el tema y aborde la reforma migratoria de manera sustantiva. En repetidas ocasiones culpó a los republicanos por impedir que el proyecto de ley bipartidista avanzara y buscó hacer distinciones con Trump.

En Connecticut, los mismos críticos del acuerdo fronterizo están en desacuerdo con la orden ejecutiva de Biden. Constanza Segovia, cofundadora y principal organizadora de Hartford Deportation Defense, argumentó que la nueva autoridad del presidente no impedirá que lleguen a la frontera inmigrantes que huyen y buscan refugio. Formó parte de una coalición de organizaciones de derechos de los inmigrantes en Connecticut que rechazaron el proyecto de ley fronterizo liderado por Murphy a principios de este año.

Activistas como Segovia han estado presionando para que el Congreso adopte un enfoque integral en materia de inmigración. Les ha decepcionado que los esfuerzos recientes sobre este tema no hayan incluido protecciones y vías hacia la ciudadanía para los Dreamers, que son personas traídas al país ilegalmente cuando eran niños.

“En mi opinión, nos gustaría que las propuestas y soluciones políticas tuvieran en cuenta a los seres humanos involucrados”, dijo Segovia. “Yo diría que una visión más audaz activaría a gran parte de la base demócrata que está muy comprometida con los derechos humanos aquí en Estados Unidos, pero también a nivel internacional”.

Lisa Hagen (CT Mirror)

Share / Comparte, es gratis!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *