Gobernador Lamont pidió prohibir el porte abierto de armas de fuego y limitar su compra

La primera de las iniciativas políticas del Gobernador Ned Lamont en las primeras semanas de su segundo mandato llegó este lunes 23 con una serie de medidas que, según él, podría bajar la violencia de armas en Connecticut.

Lamont aumentaría los fondos para programas de intervención de violencia en $2.5 millones, fortalecería una prohibición defectuosa de “armas fantasma” imposibles de rastrear, proscribiría el porte abierto de armas de fuego y limitaría las compras de armas a una por mes para desalentar las reventas ilegales.

El gobernador anunció las propuestas en una conferencia de prensa en el Departamento de Policía de Waterbury con los alcaldes de Waterbury, Bridgeport, Hartford y New Haven, lugares conflictivos en un estado considerado el sexto más seguro de EEUU.

 “No nos sirve de nada decir que estamos en uno de los estados más seguros del país, el sexto más seguro, si la gente no se siente segura”, dijo Lamont.

Los Alcaldes del Estado están trabajando por separado en un plan contra la violencia que se lanzará la próxima semana, y la administración de Lamont dice que la propuesta publicada el lunes no será la última que aborde la violencia armada.

“Puedo decirles que el problema número uno para los alcaldes urbanos son las armas y la violencia armada, la salud mental. Todo está entrelazado”, dijo el alcalde Neil O’Leary de Waterbury, quien asistió a la convención de la Conferencia de Alcaldes de EE. UU. la semana pasada. “Y la tristeza está en el corazón de todos por lo que pasó en California anoche. Es solo otro ejemplo de por qué estamos todos aquí en esta sala”.

La conferencia de prensa estaba programada antes del último tiroteo masivo en la nación, un ataque en un salón de baile en el sur de California que dejó 11 muertos y otros heridos.

Holly Sullivan, presidenta de un grupo de derechos de armas, la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Connecticut, criticó al Gobernador por proponer nuevas restricciones a las armas de fuego sin consultar a los propietarios de armas, como dice que lo invitó a hacer en una carta enviada por correo certificado.

“Los propietarios de armas deben ser parte de esta conversación porque hay impactos inadvertidos de una legislación como esta que causan un daño tremendo, mucho más daño que bien”.

Lamont no propuso el lunes una prohibición total de los AR-15 y otras armas de estilo militar, como ha dicho que favorece. Connecticut prohíbe la venta de esas armas, pero permite que se posean si se compraron antes de la prohibición y se registraron en el Estado.

El Gobernador no descartó buscar el fin de la disposición anterior que permite la posesión del AR-15 por parte de los propietarios de armas autorizados, pero dijo que no era la prioridad.

Mark Pazniokas (CT Mirror)

Share / Comparte, es gratis!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *