Cómo las mujeres pueden manejar el estrés de las Fiestas de Fin de Año

La temporada navideña que comienza el Día de Acción de Gracias y se extiende hasta el Año Nuevo incluye comida, familia, regalos, viajes, fiestas, así como estrés, depresión y sentimientos de insuficiencia. ¿Cierto? Esta época del año puede ser especialmente estresante para las mujeres, cuyas responsabilidades parecen aumentar durante las fiestas.

“Como mujeres tendemos a encargarnos de la mayoría de las cosas navideñas para la familia y los amigos, y sentimos esta presión abrumadora de que todo sea perfecto”, dijo Sarah Bouchard, BSN, RNC-OB, directora regional de Salud de la Mujer para los Hospitales Backus y Windham.

Las fiestas navideñas no tienen que ser mental o emocionalmente abrumadoras. Bouchard comparte cuatro consejos para manejar la época más maravillosa del año.

1-Establece límites y no tengas miedo de decir “no”.

Las fiestas suelen ir acompañadas de una larga lista de obligaciones, diligencias y eventos. Si bien estas listas de tareas pueden ser divertidas, también pueden ser agotadoras y emocionalmente drenantes. Es importante que sepas cuándo decir “basta” o “no”.

“Es importante conocer tus límites, ya sean límites financieros o límites sociales, y establecer expectativas para ti mismo”, dijo Bouchard. “Está bien no poder hacer todo”.

2-Maneja tus esperanzas y expectativas.

Es natural tener altas expectativas de la temporada navideña; dondequiera que miremos se nos recuerda que este es un momento para la familia, la alegría y la abundancia. Sin embargo es igualmente importante consultar con nosotros mismos sobre la gestión de nuestras esperanzas y expectativas.

Las tradiciones familiares, las expectativas externas o incluso navegar por las redes sociales y ver las publicaciones de otras personas sobre sus fiestas pueden poner el listón demasiado alto, dijo Bouchard.

“Sé realista para que no te estés preparando para el fracaso. Pero también debes saber que si algo no sale bien en realidad no es un fracaso. Simplemente no salió bien. Está bien no amar cada momento de los días festivos”.

3-Reconoce y reflexiona sobre cualquier emoción negativa.

Para algunas personas las emociones negativas pueden estar relacionadas con expectativas poco realistas en torno a las festividades o con sentirse abrumados.

Las festividades también pueden desencadenar el duelo o la tristeza asociados con una pérdida, y no es necesario que haya sido una pérdida reciente para que sientas los efectos. Es importante reconocer esos sentimientos, dijo Bouchard. Si te encuentras “no en el espíritu”, dijo Bouchard, el primer paso es la autorreflexión.

“¿Hay algo que puedas hacer para sentirte mejor? Habla con alguien sobre lo que sientes. Y si crees que necesitas más ayuda, comunícate con tu proveedor de atención médica para programar una cita”.

Mantén una rutina saludable durante la temporada navideña.

4- Garantizar un sueño adecuado y una dieta nutritiva.

Desarrolla un plan para disfrutar de las delicias festivas mientras las equilibras con una alimentación saludable.

Programa tiempo regularmente para participar en actividades de cuidado personal, ya sea ejercicio, meditación o un pasatiempo que disfrutes. Pon un temporizador o una alarma para recordarlo.

“Marca las casillas de autocuidado”, dijo. “¿Has ido a todas las citas (médicas) que deberías tener este año? Si no, prepárate para el éxito en el nuevo año”.

* Enviado por: Mercedes Sánchez (Camelo Communication)

Share / Comparte, es gratis!