Tiroteos en las Escuelas de EEUU, ¿Hasta Cuándo? Por: Armando Zarazú*

El pasado 24 de mayo, por enésima vez hemos sido testigos de un mortal tiroteo masivo en un centro educativo de los Estados Unidos. Esta vez, la desgracia ocurrió en la Escuela Elemental Robb del pueblo de Uvalde, en Texas, perdiendo la vida diecinueve niños de entre 9 y 11 años y dos maestras. Previamente a este hecho criminal el autor de este execrable crimen había baleado a su abuela, dejándola gravemente herida.

Es necesario mencionar que este sujeto había cumplido 18 años pocos días antes y que solo dos días después compró el arma AR-15 y varios cientos de municiones. Si usted no lo sabe apreciado lector, esa es un arma de guerra. ¿Por qué en los Estados Unidos es tan fácil adquirir un arma tan letal?

La respuesta que dan aquellos que están a favor del uso indiscriminado de armas se basa en la interpretación de la segunda enmienda de la Constitución que a la letra dice, “Siendo necesaria una milicia bien organizada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a poseer y portar armas no será restringido”.

Sin embargo, olvidan algo principal, en esa época no existía un ejército plenamente organizado como hoy; tampoco se puede pasar por alto que “una milicia bien organizada” podría haber sido útil en el sur, en donde la población esclavizada era igual o mayor a la opresora, la cual temía una posible rebelión de los esclavos, como alguna ve sucedió sin mayor éxito, dicho sea de paso.

Ahora bien, volviendo al tema que nos ocupa y citando estadísticas de Brady, una organización a favor del control del uso de armas, en los Estados Unidos un promedio de 320 personas son víctimas de violencia con armas de fuego por día, 111 de ellas mortalmente. De allí que se hace necesario y urgente se dicten medidas legales que hagan más difícil la adquisición de armas. Si hacemos memoria muchos de los asesinos son jóvenes que, ni siquiera tienen la edad suficiente para entrar a un bar y beber una cerveza, pero ¡Vaya paradoja! si pueden comprar legalmente un arma.

En la actualidad 19 Estados tienen leyes, llamadas “bandera roja”, que identifican a las personas que poseen armas y pueden ser un peligro para la sociedad y a las cuales un juez puede ordenar se les requise el armamento que poseen. Sin embargo, es necesario que se den leyes más estrictas, que consideren la salud mental del individuo que quiera adquirir armas, limitar el tipo de armamento puesto a la venta, hacer un seguimiento más extenso del historial personal del posible comprador.

Cuando se habla de leyes para tratar de solucionar este problema uno de los principales opositores es la NRA, la Asociación Nacional del Rifle, la cual vela por los intereses económicos de los negociantes de armas y uno de los mayores aportantes para las campañas de los congresistas que apoyan sus intereses. A ellos no les interesa que los Estados Unidos tenga el índice más alto de víctimas de armas de fuego, mucho más del doble de todos juntos, entre las naciones más desarrolladas del mundo. En realidad, a ellos les interesa más su bolsillo, lo demás es palabrería barata que nada bueno hace a la sociedad.

Chris Murphy, Senador Demócrata de nuestro Estado se ha convertido en el líder de su agrupación para negociar con sus pares Republicanos (que no ven con buenos ojos se regule el negocio y adquisición de armas ¿Por qué será?) y llegar a un compromiso del cual pueda salir una ley que ayude a parar la violencia homicida que estamos viviendo. Es tiempo de velar por la seguridad y vida de los pobladores de este país y no por los voraces bolsillos de los mercaderes de la muerte.

* Armando Zarazú es profesor de Español en Torrington High School.

Share / Comparte, es gratis!