Gobernador Ned Lamont propone corte de impuestos de $336 millones

El Gobernador Ned Lamont anunció un plan de desgravación fiscal de $336 millones, centrado en limitar las tasas impositivas sobre los automóviles y ampliar un crédito fiscal sobre los ingresos para los propietarios de clase media.

El plan también aceleraría la desgravación fiscal planificada para los jubilados y recompensaría a las empresas que ayuden a los empleados a pagar los préstamos estudiantiles.

Lamont dijo que si bien quería hacer más, sus opciones son limitadas debido a la incertidumbre económica y las reglas vinculadas a la ayuda federal de emergencia que respalda el presupuesto estatal actual.

El plan del gobernador demócrata se centra en el impuesto municipal a la propiedad, que genera más ingresos que cualquier impuesto estatal o local.

El gobernador reduciría el límite actual de las tasas impositivas municipales sobre los vehículos comerciales y de pasajeros de 45 mil a 29 mil.

Lamont también atacaría el problema del impuesto a la propiedad proporcionando $123 millones por año en recortes de impuestos estatales sobre la renta.

Connecticut actualmente ofrece un crédito fiscal sobre la renta de $200 a los hogares de clase media para compensar las cargas del impuesto a la propiedad, pero se ha limitado desde 2018 a las personas mayores o a las familias con niños. El plan del Gobernador restablecería la elegibilidad para todos los hogares dentro de los límites de ingresos y aumentaría el crédito a $300.

El impuesto a la propiedad ha sido criticado durante mucho tiempo como un impedimento para el desarrollo económico y un obstáculo importante para revertir la desigualdad extrema de ingresos y riqueza en Connecticut. Esto se debe a que el impuesto es regresivo y aplica la misma tasa a todos los contribuyentes, independientemente del ingreso familiar o la capacidad de pago.

Keith Phaneuf (CT Mirror)