Home Opinion Primarias Demócratas: Supermartes de Supersorpresas

Primarias Demócratas: Supermartes de Supersorpresas

El “Supermartes”, ese importante día que va definiendo quién será el abanderado o la abanderada demócrata en la contienda presidencial, no decepcionó en muchos frentes, particularmente en lo que parece ser una enorme participación de votantes, especialmente entre la comunidad hispana. También aclaró una contienda entre dos evidentes rivales: el exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders, quienes representan los dos espectros del Partido Demócrata.
Biden vino desde atrás para tener un excelente desempeño en Estados que podrían tornarse competitivos en una elección general ante Donald J. Trump. “Estoy aquí para reportar que estamos vivos”, exclamó desde California un Biden energizado por su cadena de triunfos. Según reportes, Biden fue catapultado en gran medida por votantes afroamericanos, mayores, centristas-moderados y blancos con educación universitaria, mientras Sanders, quien se alzó con el premio mayor de delegados en California, tuvo buen desempeño entre los votantes hispanos, liberales y los menores de 40 años de edad.
Diversos sondeos concluyen que “Tío Bernie” parece ser el beneficiario de ese apoyo latino, especialmente entre electores jóvenes, como lo muestra una reciente encuesta de LatinoDecisions-Univision, en la que se halló que tan solo en California, que aporta 415 delegados, un 42% de latinos respondió que votaría por el senador de Vermont, frente a solo un 15% que lo haría en favor de Biden.
Sanders, sin embargo, pareció tener problemas en atraer el voto afroamericano en estados sureños como Carolina del Norte y Virginia, un crucial segmento electoral en importantes estados en una elección general.
La campaña de Sanders al menos parece haber entendido la importancia de cortejar a la comunidad y al voto latino con tiempo, no 48 horas antes de la elección, y parece estar funcionándole. Biden, como tantos demócratas antes que él, sigue apostando a la lealtad hispana al establishment demócrata y a que el apoyo de diversas figuras y políticos hispanos lo impulsen en el proceso. Quizá en algunas partes del país y entre algunos sectores de votantes ese sea el caso. Tal vez los votantes buscan un retorno a la “normalidad” y Biden les ofrece ese sentido de familiaridad y estabilidad.
Pero es un hecho que el votante latino joven no es igual ni piensa igual que sus padres o sus abuelos. La lealtad ciega, por otro lado, no siempre ha operado a favor de los intereses de los latinos. Y en este sentido vale la pena recalcar que las nuevas generaciones han adquirido una madurez política aun mayor que la de las generaciones anteriores, de tal modo que al cumplir la edad reglamentaria para registrarse y votar no les tiembla el pulso para emitir su sufragio. Y esta vez parece ser mayor su entusiasmo electoral, el que en definitiva sería histórico desde cualquier punto de vista.
Así las cosas, los latinos, con todo y sus diversidades ideológicas, se perfilan como un bloque electoral de peso en la contienda de 2020, que promete ser una lucha de hombres blancos mayores de 70 años por llevar las riendas de una nación diversa, donde son precisamente las minorías, como la hispana, las que le infunden juventud y nueva energía para continuar con el legado histórico del gran experimento social estadounidense.

Maribel Hastings y David Torres, Directores Ejecutivos de America’s Voice

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here