Home Noticias Locales Preocupante suba de casos de COVID entre jóvenes en Connecticut

Preocupante suba de casos de COVID entre jóvenes en Connecticut

El Hospital Yale de New Haven ha experimentado un aumento del 25% en los casos de COVID en las últimas dos semanas, y sus pacientes son cada vez más jóvenes, incluido un joven de 21 años que ingresó recientemente y tuvo que ser colocado en un ventilador.

“Ahora hay dos pacientes pediátricos en nuestra UCI con COVID. No creo que hayamos visto eso desde principios de abril”, dijo el Dr. Thomas Balcezak, director clínico de Yale New Haven Health. En general, hay seis pacientes pediátricos con COVID, dijo.

“Realmente está afectando a una población mucho más joven, mucho más fuerte que en la primera ola o durante la ola que terminó a fines de diciembre”, dijo Balcezak durante una conferencia de prensa. “Estoy de acuerdo con Marna [Borgstrom, CEO de Yale New Haven Health], que tiene que ver con el aumento de la transmisibilidad de esta variante del Reino Unido”.

Borgstrom dijo que hasta el martes 30 de marzo, Yale tenía 208 pacientes con COVID-19 en su sistema hospitalario, un aumento de 43 con respecto a hace solo dos semanas. Dijo que 44 de esos pacientes tienen menos de 45 años.

El Hospital Yale New Haven tiene 138 de esos pacientes. Hace dos semanas tenían menos de 100. Dijo que Bridgeport Hospital tiene 41 pacientes y Greenwich Hospital tiene 21, lo que también es un aumento significativo.

“Tenemos un grupo subvacunado o no vacunado con una cepa del virus SARS-COVID que es mucho más infecciosa que la cepa original, y creo que esas dos cosas están contribuyendo al aumento”, dijo Borgstrom.

Las cifras generales del Estado también mostraron otro salto este martes en el porcentaje de pruebas positivas a 5.2%, una de las tasas más altas en semanas. En general, hay 518 personas en el hospital por COVID en Connecticut, un aumento de 20 en un día, según datos publicados por el Departamento de Salud Pública del Estado.

El aumento en New Haven podría coincidir con la propagación de la variante B.1.1.7, ya que se detectó por primera vez en el condado de New Haven, y la única muerte que los funcionarios estatales atribuyeron a la variante fue un joven de 22 años que asistía la Universidad de New Haven.

Balcezak dijo que las pruebas de COVID-19 que se están realizando en los laboratorios de Yale New Haven ahora muestran que “alrededor del 40% de las pruebas positivas que estamos obteniendo ahora incluyen la variante B.1.1.7”.

Los funcionarios han dicho que a pesar de que se realizan pruebas genómicas limitadas en la Escuela de Salud Pública de Yale y los Laboratorios Jackson, la variante B.1.1.7 es probablemente la cepa dominante.

Los funcionarios de Yale no llegaron a decir que el reciente aumento está relacionado con la decisión de Lamont de reabrir el Estado a plena capacidad hace un par de semanas. También advirtieron que las cifras no son tan malas como la primavera pasada o incluso en diciembre y enero.

Dave Altimori

FOTO: Arielle Levin Becker

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here