Home Internacionales Polarización total en las Elecciones Bolivianas este 18 de Octubre. Por: Humberto...

Polarización total en las Elecciones Bolivianas este 18 de Octubre. Por: Humberto Caspa

Bolivia tiene una extensión territorial similar a la de los estados de Texas y California juntos. Tiene más de 11 millones de habitantes. El ambiente político que impera en la sociedad de este país latinoamericano está tan o igual de polarizada cómo la de Estados Unidos.

Las elecciones de este domingo 18 de octubre determinarán si Bolivia logra salir de este atolladero político o simplemente sucumbe ante ella.

¿Por qué se polarizó Bolivia?  La respuesta está centrada en un nombre: Evo Morales Ayma. Durante varias gestiones presidenciales de Morales (1996-2019), Bolivia había logrado estabilidad política relativa a partir de un desarrollo económico promovido desde el Estado. Las políticas económicas híbridas (centroizquierda) de Morales lograron generar desarrollo sostenido durante varios años.

En este sentido, Morales se hubiese consagrado como uno de los grandes presidentes que dio este país. No fue así. Pudo más su egocentrismo, su ambición personal y su convicción de sentirse como el mesías boliviano; aquel que resuelve todos los problemas de la sociedad, tal como sintieron los dictadores militares de inicios de la década 1960, 1970 y 1980.

En su afán de mantenerse en el poder hasta “su muerte”, Morales no solo finiquitó su gran legado en la historia de Bolivia, sino que su exilio repentino -inicialmente a México y luego a la Argentina— creó un ambiente de polarización en su país que todavía impera.

Una vez fuera del país, las alternativas medias desaparecieron del entorno político boliviano. Los ciudadanos solo sabían expresarse en dos términos: amigos o enemigos del Movimiento Al Socialismo (MAS).

La polarización de la sociedad boliviana no ha cesado. Faltan unos días para las elecciones presidenciales y los electores todavía sienten que su voto es útil si solo permiten o evitan el retorno del MAS.

En medio de la pandemia del Covid-19, los ánimos de polarizaron llegaron a niveles extremos. En pleno invierno, los dos bandos (pro y contra el MAS) se enfrentaron con piedras y palos en las calles céntrica de La Paz, incrementando los números de contagiados del coronavirus y creando más radicalización en los dos bandos.

Este domingo, se prevé que no habrá un ganador absoluto en las elecciones presidenciales. Entonces se recurrirá a una segunda vuelta entre los dos mejores ubicados. En ese caso sería entre el candidato del MAS, Luis Arce, contra Carlos Mesa Gisbert de la coalición Comunidad Ciudadana.

Sea quien sea el ganador, los bolivianos esperan que la polarización que reina en este momento, la cual fue iniciada por un solo hombre, termine y empiece un periodo de gobernabilidad, paz y prosperidad.

* Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here