Home Opinion OPINION: Los migrantes no deben ser excluidos en el combate al Covid-19....

OPINION: Los migrantes no deben ser excluidos en el combate al Covid-19. Por: David Torres*

220

Lejos de amainar, la curva que describe el reporte de casos de coronavirus en esta nación de inmigrantes (EEUU) se ensancha aún más, sin que la fase en la que se encuentra la pandemia, según los expertos en la materia, arroje al menos señales de alivio. Y mientras estas líneas se van acomodando, se reportan ya en Estados Unidos, por ejemplo, más de 64 mil contagios, con un total de 910 muertos.

Pero más allá del alarmismo propio de situaciones como esta y de las medidas decretadas a nivel nacional para contener en lo posible el avance del Covid-19, vale la pena detenerse en los sectores que han agregado a su vulnerabilidad habitual una realidad a la que nunca imaginaron enfrentarse. Pues vaya que es una constante para los inmigrantes, sobre todo los indocumentados, sortear una serie de circunstancias de peligro que los fortalecen como comunidad y enriquecen al mismo tiempo a esta sociedad que sin embargo, aun hoy, no los acepta del todo.

Es decir, carentes de legalidad migratoria, sus obstáculos siempre han sido mayores. Y aparte de ello, ahora les sobreviene un enemigo tan invisible como implacable que ha puesto un brusco freno a sus proyectos de vida personal, familiar, laboral y en no pocos casos empresarial.

Y aunque resulta que, en este preciso momento, todos estamos expuestos, en mayor o menor medida, a un virus que pareciera estar poniendo de rodillas a economías tan fuertes como esta, la realidad no es igual para todos; esa realidad que en otras latitudes ya ha pasado factura a naciones tan poderosas como China, causando estragos igualmente catastróficos en términos de muertes a Italia y España, por mencionar los países más afectados.

Hay que entender que hay inmigrantes que están en la primera línea, por ejemplo, en la cosecha y procesamiento de alimentos; los que trabajan en el sector del cuidado de la salud; los que proveen asistencia personal a enfermos mayores; los que limpian las oficinas y hospitales; los que trabajan en tiendas o restaurantes, entre muchos otros sectores de la economía, formal o informal, que no pueden parar.

Pero basta ver la forma como los inmigrantes más vulnerables enfrentan este nuevo escollo para darse cuenta del nivel de necesidad en el que se encuentran y las razones por las que se pide inclusión y apoyo para ellos. Sus mayores preocupaciones, por ejemplo, son cumplir con sus obligaciones, desde las más elementales, hasta las más complicadas, pero sobre todo pagar sus cuentas. Es decir, se sienten más preocupados por su situación económica que por contraer el coronavirus, según publicó recientemente el diario La Opinión.

Ante una crisis de salud pública de gigantescas proporciones como la que se está padeciendo en el mundo entero debido a la pandemia de coronavirus, ni siquiera debería entrar en debate quién sí y quién no debe entrar en un paquete de ayuda.

Todos hacemos falta en una crisis como esta, en la que ningún grupo es excepcional. Pero vaya que es el mejor momento de reconocer el aporte de los inmigrantes, documentados o no, mismos que no son ni serán jamás “una enfermedad”, sino el remedio a muchos de los males que hoy enfrenta no solo Estados Unidos, sino el mundo entero.  

* David Torres es Asesor Ejecutivo de America’s Voice

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here