Home Entrevistas Mónica Marín, Difusora Gnóstica

Mónica Marín, Difusora Gnóstica

Historias para Compartir: Monica Marin, Difusora Gnostica

Historias para Compartir: Monica Marin, Difusora Gnostica

Posted by Identidad Latina Multimedia on Tuesday, February 25, 2020

Mónica, ¿Dónde y cuándo empieza tu historia?

-Mi historia comienza en Patagonia, en el sur de Argentina. Es un lugar de natural bellísimo que hace la vida bastante social. Viví en Chile por bastante tiempo por decisiones de vida que tomé. Mi familia se compone de cuatro hermanos y mis padres. Con mis hermanos fuimos muy unidos, nos cuidábamos entre nosotros y nuestra mamá era sobreprotectora, nos dio buenos valores.

-¿Dónde nace ese amor para la gnóstica?

-En la etapa del colegio, la gnóstica es parte de la piscología, que te enseña a mirar más hacia adentro y de tu entorno hacia afuera. Yo desde niña, siempre quería ser misionera.

-¿Alguien te inspiró para eso?

-Te nace del corazón, de querer ayudar. Que si uno esta bien, necesitaba que los demás estén igual también. Recuerdo que me llamaban “Madre Teresa de Calcuta”, a quien admiro mucho. En mi niñez estuve rodeada de personas religiosas, pero quería hacer algo más, y empecé aprender sobre el gnóstica y ahí me sentí tocada.

-¿Qué estudios hiciste?

-Estudié ingeniería comercial, pero después de varios años me dediqué a lo que realmente sentía en el corazón. Lo que aprendí lo pude aplicar.

-¿Empezaste la gnóstica en Argentina?

-Si, y hay diferentes niveles. Me preparé para ello, me enseñaron, y ahí se abrió la posibilidad de ir a Chile para estar en un Instituto Gnóstico que no había en Argentina. La enseñanza es independiente y tienes bastante libertad en tus actividades día a día.

-¿Cuántos seguidores gnósticos hay en Argentina?

-Alrededor de 3 mil a 4 mil. He aprendido ha hablar en público sobre temas puntuales, sobre abrir la consciencia de la gente. Era joven, y la audiencia era gente mayor que yo, al principio me sentía nerviosa, pero al tiempo me dijeron, “Nos has enseñado muchas cosas”, y eso me animó. Me di cuenta que todo es experiencia.

-¿Qué nos podrías decir sobre la “consciencia”?

-Lo natural y digno es una esencia de Dios, que se transforma en consciencia. Pero tú puedes hablar mucho de amor, pero a la hora de los hechos, no das ese amor, y tu consciencia no se puede activar, entonces no crece. Entonces, tu escencia puede ser que eres muy buena persona y necesitas limpiar tu consciencia para eliminar todo lo que te impide que tu consciencia sea un hecho.

-Se habla muchas veces, que tal o cual no tienen conciencia. ¿Qué opinas?

-Cada persona tiene tres formas de consciencia, el padre, el hijo y el espíritu santo. Algunos tienen más, otros menos. En las situaciones de la vida, a algunos les toca despertar. Así realmente aprendes y cambias. Ejemplo, si sigo con ira, no voy a cambiar.

-Vivimos en un tiempo donde la salud mental es un tema importante.

-Es verdad. La gnóstica te da herramientas para que te estudies y seas mejor persona.

Adelia Santa Cruz

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here