Home Noticias Locales IMPORTANTE: Continúa sin pausa vacunación contra el COVID en Connecticut

IMPORTANTE: Continúa sin pausa vacunación contra el COVID en Connecticut

" "

Informe de COVID de la Gobernación de Connecticut (01/07/2021)

La primera semana de 2021 terminó con Connecticut completando su primera ronda de vacunas COVID-19 en hogares de ancianos, una nota positiva en medio de un aumento preocupante en las infecciones que se ha cobrado 111 vidas en centros de enfermería especializada en el estado desde el 30 de diciembre hasta 5 de enero.

Con la vacunación del personal y los residentes de “LiveWell”, un centro especializado en el cuidado de personas con demencia, el Gobernador Ned Lamont dijo que Connecticut se convirtió en el primer estado en llevar las vacunas a todos los centros de enfermería especializada.

El viernes 8 de nero se reportaron 3.236 nuevos casos y 37 muertes. Todos los estados se están preparando para ver qué tan alta será la tasa de infección después de una temporada navideña de viajes y socialización, a pesar de las fuertes advertencias de salud pública.

La experiencia del Centro “LiveWell” es para contarla

Con una inversión temprana en respiradores y un estricto distanciamiento social, “LiveWell” tuvo una feliz experiencia durante los horribles días, semanas y meses de 2020. Mientras las infecciones aumentaron y miles murieron en toda la industria, la burbuja protectora de LiveWell se mantuvo.

“Este equipo que trabaja aquí y las familias que nos han apoyado, mantuvo a todos los residentes libres de COVID durante más de nueve meses. Eso es 279 días”, dijo Michael Smith, director ejecutivo. “Nos preocupamos por 133 personas que viven, todas ellas, con demencia”.

Llegó dinero federal discrecional para recompensar al personal por los trabajos de rutina que se habían vuelto peligrosos. Smith dijo que intentaron un “experimento social”. LiveWell ideó un sistema de bonificación orientado a la ausencia de COVID.

Además de un salario medio de $ 20 por hora para los asistentes de enfermería certificados, dijo Smith, había un bono por hora de $ 1, luego $ 2 y finalmente $ 3.

El personal fue evaluado diariamente con pruebas rápidas de antígenos. Todos llevaban máscaras N-95 que se cambiaban a diario. Los comestibles se pueden comprar y entregar en las instalaciones. Semana tras semana, los informes de LiveWell al Departamento de Salud Pública del estado eran los mismos. Sin infecciones, sin muertes.

En todo el estado, hubo 2.849 muertes de residentes de hogares de ancianos desde el brote inicial en marzo hasta el 21 de julio, y otras 794 desde el 22 de julio hasta el 5 de enero, el final del período del informe más reciente. Eso es más de la mitad del total de 6,324 muertes por COVID en Connecticut.

La burbuja de “LiveWell” se rompió en diciembre 2020

“Desafortunadamente, el 11 de diciembre, tuvimos nuestra primera prueba de ancianos positiva para COVID-19″, dijo Maley Hunt, directora de operaciones. “Durante más de 270 días, mantuvimos a raya a COVID. Desafortunadamente, esta es una enfermedad perniciosa que es altamente contagiosa y llegó hasta aquí”.

Se necesitaron 11 días para sofocar el brote, utilizando presión de aire negativa y el uso continuo de respiradores N-95 y otros equipos de protección personal. Lamentablemente 27 pacientes dieron positivo y 5 murieron.

“Ahora hemos tenido dos semanas completas sin residentes que dieron positivo por COVID-19, algo que nos entusiasma increíblemente”, dijo Hunt.

El viernes 8 de enero llegó la vacuna. El 85% del personal y más del 90% de los pacientes serían vacunados al final del día, dijo Hunt.

Los hospitales y hogares de ancianos fueron priorizados en la primera ronda de vacunaciones, Fase 1A.

El martes, un grupo asesor recomendó que a las personas de 75 años o más, a los trabajadores esenciales y a los residentes que viven en instalaciones colectivas como prisiones y hospitales psiquiátricos se les ofrezca la vacuna en la fase 1B.

Con base en la priorización actual de la Fase 1B, se estima que se vacunarán 800.000 personas en esta fase del despliegue. Hasta el jueves 7 de enero, se habían administrado 101,734 dosis de vacuna, de las cuales 1,805 eran la segunda inyección necesaria para estar completamente vacunado contra el COVID-19.

Mark Pazniokas (CT Mirror)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here