Home Opinion Festividades Latinoamericanas que trascienden fronteras. Por: Armando Zarazú

Festividades Latinoamericanas que trascienden fronteras. Por: Armando Zarazú

Los pueblos latinoamericanos tienen costumbres y festividades completamente diferentes, pero son la expresión y esencia de sus culturas. Indudablemente, dada la diferencia de la herencia histórica hispana, no son completamente entendidas en este país, como la llamada festividad del “Cinco de Mayo”, la cual en México no tiene gran trascendencia, pero aquí se festeja por todo lo alto… debido a que los más entusiastas son los que creen que esa fecha corresponde a la independencia. La fecha patria mejicana es realmente el 16 de septiembre.

La colectividad de origen mejicano, que dicho sea de paso representa casi el 65 por ciento de la totalidad de migrantes latinoamericanos en los Estados Unidos, celebra a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre. En nuestro Estado hay varias colectividades mejicanas las cuales muestran su fervor religioso con misas, procesiones, mariachis y por supuesto, la riquísima comida mejicana.

Por otro lado, la comunidad de origen peruano celebra con misa procesión y degustaciones de la reconocida culinaria peruana, el 18 de octubre, o el domingo más cercano a esa fecha. La razón es simple, es el día del “Señor Morado”, como popularmente se conoce a la imagen del Cristo crucificado llamado el Señor de los Milagros y cuya imagen fue pintada por un esclavo originario de Angola, en la época de la dominación española. A la fecha, se ha convertido en un símbolo espiritual que va dentro del corazón del inmigrante peruano dondequiera que se encuentre. Lamentablemente, debido a la pandemia que azota al mundo entero, esta celebración ha tenido que posponerse hasta mejores tiempos.

De igual forma y debido a que la inmigración peruana en Connecticut es bastante grande, existen también fiestas regionales o de pueblos del interior peruano que se celebran tratando de mantener sus tradiciones dentro de lo posible.

Existe una festividad muy latinoamericana, por cierto, el Día de los Muertos, la cual, debido a su proximidad de con el “Halloween”, frecuentemente se la confunde con esta. Sin embargo, el significado y espiritualidad de ambas están más lejos que la tierra del sol. Veamos, el “Halloween”, en realidad es una fiesta de origen europeo coincidente con la finalización de la cosecha de los productos del campo, pero a la vez se la mezcla con brujas y misteriosas manifestaciones de lo oculto y misterioso. De allí las calabazas con luces dentro para aterrorizar a los transeúntes o los fantasmas que, hechos de telas blancas, que en esta época del año adornan numerosas residencias.

Ahora bien, el significado del Día de los Muertos tiene un significado completamente diferente, es más espiritual. Si bien es cierto que se celebra dentro del marco de una festividad religiosa católica, ella es producto de la transculturización y, sincretismo religioso que se originó con la llegada de los españoles. En el mundo del antiguo americano no existían los espíritus, fantasmas o cosa que se le parezca, se creía que al morir la persona iba a continuar su vida en el más allá. Las tumbas prehispánicas que se han descubierto son una prueba de ello, en todas, por más humilde que haya sido el fallecido, siempre se encontrará artículos de uso común diario y que se pensaba iban a ser necesarios al difunto en su “nueva vida”.

La festividad del Día de los Muertos es la creencia popular de que los que se fueron están allí y es por eso por lo que se les celebra, cada pueblo con diferentes manifestaciones culturales, propias de su área y sus tradiciones.

· Armando Zarazú es profesor en Torrington High School

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here