Home Entrevistas ENTREVISTA: Dr. Albert Ko, Jefe de Depto. y Profesor de Epidemiología de...

ENTREVISTA: Dr. Albert Ko, Jefe de Depto. y Profesor de Epidemiología de Yale University

-Dr. Albert Ko, en Connecticut y en todo el país, hay muchas protestas recientemente, ¿cree que esto tendrá un aumento potencial en los casos de COVID?

Creo que estas manifestaciones y el estallido de injusticia que están sucediendo son extremadamente importantes. Estos son los temas sociales claves, que como individuos y como sociedad debemos tratar. Así que estoy en totalmente en solidaridad con ellos. Dicho esto, la preocupación en todo el país es que debemos salir de esta gran epidemia. Estamos en la dirección correcta, por lo que las tasas de infección están bajando.

-¿Deberían las personas en riesgo mostrar su apoyo de otra manera?

-Sabemos que hay diferentes riesgos de complicaciones por el COVID-19, en la población de edad avanzada, y en aquellas personas con afecciones subyacentes. Nuestro consejo es, que esas personas se queden en casa y muestren su solidaridad de otra manera. Y les pediría a los manifestantes que practiquen lo que aconsejan las autoridades de salud pública. Llevar  máscaras, permanecer separados, y lo más importante si se siente enfermo, quédese en casa.

-Hay gente algo confundida acerca de qué comportamientos son apropiados en la interacción con otros. ¿Qué les recomienda?

Convirtamos este trágico episodio en algo positivo. Siempre es mejor estar afuera que adentro. Si es una población vulnerable, usted y sus invitados deben usar máscaras faciales cuando se visiten. Estar afuera reduce la probabilidad de transmisión debido al flujo de aire.

Ahora, si alguien tiene tos, fiebre, diarrea y no se siente bien en general, son signos potenciales de COVID. Ahí lo más importante es salir y hacerse la prueba. Ahora, en la mayoría de las ciudades de nuestro Estado, es relativamente fácil, puede obtener un pedido de un farmacéutico como CVS.

-¿Debería la gente usar máscaras en los parques donde cada vez hay más gente?

-Ir a los parques es una buena recomendación de salud pública; estar afuera y hacer ejercicio también, después de estar adentro durante meses. Pero cuando salgan deben usar una máscara a menos que tenga una afección médica y le dificulta respirar, entonces mantenga la distancia física y trate de evitar las interacciones cara a cara. Use un pañuelo de papel cuando esté tosiendo o estornudando y desinfecte sus manos después.

-¿Hay evidencia de que Covid-19 se debilita en climas cálidos?

Esta es una pregunta abierta en este momento. Muchas otras enfermedades respiratorias, como la gripe y el resfriado común ven un aumento en la transmisión en esas zonas. Hay una epidemia devastadora en Manaos, probablemente uno de los lugares más cálidos y húmedos del mundo. Vimos grandes números en Guayaquil, Ecuador. Lo bueno del verano es que las personas tienden a pasar más tiempo al aire libre y eso es bueno tomando las precauciones básicas.

-¿Por qué cree que América Latina se ha visto más afectada que otras regiones en desarrollo como África y el sudeste asiático?

-Puede ser la aleatoriedad y la probabilidad. Viví en la ciudad de Salvador, en Brasil  durante 15 años antes de venir a Connecticut. Creo que gran parte de los casos de Brasil se pudieron prevenir, pero las políticas del presidente Bolsonaro en contra del consejo de los expertos en salud pública, de su propia gente en el Ministerio de Salud, ha desafiado las medidas de precaución. Hemos visto consecuencias devastadoras en ciudades como Sao Paulo o Río de Janeiro. En el estado donde trabajé, en Bahía, tienen pocos casos, en parte porque implementaron un bloqueo y dieron buenos mensajes de salud pública.

-Tanto el presidente de EEUU como el de Brasil han sido criticados por su lenta respuesta a Covid-19, sin embargo, ciudades importantes como Nueva York y Sao Paolo cuyos gobiernos lo tomaron muy en serio, fueron los más afectados.

-Cada país tiene una situación diferente. Por ejemplo, creo que Connecticut es afortunado de que el Gobernador Lamont reconoció la amenaza temprano y tomó medidas, si no habríamos hospitalizado a 3 o 5 veces más personas. Nueva York estaba desafortunadamente fue una de las más impactadas probablemente por una transmisión silenciosa generalizada y el bloqueo fue inactivo reactivamente. En lugares como Minas Gerais y Belo Horizonte se han visto políticas basadas en datos y evidencia, pero una historia diferente ha sido lo hecho por el gobierno nacional de Brasil. Trump y Bolsonaro no son lo mismo, pero ambos han perjudicado la salud pública de ambos países.

-¿Qué mensaje final le daría la comunidad latina?

Estamos llegando al final de la curva de la epidemia. La carga se redujo debido a la acción de salud pública. Ahora, cuando volvemos a abrir Connecticut, no podemos ser complacientes. Este virus tiene una alta probabilidad de resurgimiento. Debemos estar preparados y pensar en los conceptos básicos de COVID-19. Necesitamos recordar quiénes sufrieron más, los ancianos y el impacto desproporcionado en la comunidad afroamericana y latina. Hay que proteger a nuestros seres queridos.

Alonso Velásquez

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here