Pedro Manuel Brassesco (45) es un sacerdote que nació en el pueblo de Victoria, Entre Rios, provincia de Argentina. Desde hace años realiza una misión evangelizadora en su ciudad y a través de unas grabaciones se ha hecho popular en las redes sociales, lo que le ha permitido viajar a los EEUU, y en su segundo año ha llegado a Hartford, Connecticut para realizar dos encuentros con la comunidad hispana, el 13 y 14 de septiembre y continuar con su labor de difusión de la palabra de Dios.

-Padre Pedro, ¿Es la primera vez que viene a los EEUU?

-Es la segunda vez que vengo a EEUU, llegué primero a Miami y he estado conversnado con gente de distintas comunidades. Estaré unos días en Hartford, volveré a Florida, iré a Orlando y de ahí a Miami y luego regreso a la Argentina.

-¿En que ciudad realiza su labor pastoral?

-Soy el único sacerdote de la Iglesia de Ibicuy, en  Entre Rios, en la misma Diócesis del área donde nací. Tres días trabajo en la Conferencia Episcopal de Buenos Aires y el resto de la semana atendiendo la parroquia.

-Antes de ingresar al Seminario usted trabajaba de periodista y locutor de radio, ¿Cuéntenos?

-Siempre me especialicé en radio, empecé a los 17 años, primero como locutor después estudié comunicación social y periodismo. Trabajé en varias radios de mi provincia, pero luego a los 28 años descubrí mi vocación sacerdotal.

-Háblenos de su decisión de ser Sacerdote y de las vocaciones sacerdotales que cada vez son menos.

-Las experiencias de vocación sacerdotal son muy distintas. En la mía fue un proceso, a mí me llevó más de 10 años para consolidarlo. Aunque ya tenía la inquietud cuando estaba en la secundaria, pero no estaba seguro si era eso lo mío. Muchos piensan que la vocación es una voz que te llama, pero la verdad es que no hay ninguna voz. Es una decisión personal que sale del corazón, es una decisión en la búsqueda de la felicidad. A mi me iba muy bien en el periodismo, había construido un nombre, ya tenía una posición, pero no me hacía del todo feliz. No me imaginaba el resto de mi vida trabajando de periodista. Repito, es una decisión personal, Dios nunca nos obliga a nada, El nos invita y la decisión es de uno.

-¿Cómo nació la idea de Evangelizar viajando al exterior?

-Esto empezó cuando se me ocurrió grabar un audio con un mensaje del Evangelio todos los días. En cinco minutos leo y comento un pasaje del Evangelio,  agrego un tema musical, una oración y una bendición final. Luego lo distribuyo por diferentes medios, y ahora mediante las redes sociales. Es así que alguien lo escuchó en los EEUU y me invitó el año pasado para que de unas charlas en Orlando y en Miami. Este año extendí la gira gracias a la invitación de la comunidad de Hartford. Estaré en la parroquia Our Lady of Sorrows hablando sobre la misión de los laicos, y también sobre la unidad de la familia.

-¿Puede ser que la tecnología nos ha sobrepasado y nos está alejando entre las personas?

-Los medios son solo eso, siempre los podemos usar para algo bueno o malo, como han sido todos los inventos a lo largo de la historia. No se puede dar marcha atrás y hay que asumir la tecnología como el medio de hoy. Y los católicos ahí tenemos que ser buenos difusores haciendo el buen uso de los medios.

-En Hartford y alrededores lamentablemente la Iglesia Católica está pasando una tiempo difícil, se han consolidado Parroquias, inlcuso se han vendido edificios históricos, ¿Cómo está la situación en Argentina?

-Soy conciente que en varias partes del mundo  ha disminuido la asistencia a misa, hay poca vocación para la vida consagrada, pero la Iglesia está llamada al desafío de evangelizar constantemente, y hay que escuchar a las personas por qué se han alejado.  La gente sigue teniendo fe, confianza en Dios, pero le cuesta creer en la institución de la Iglesia y las personas.

-¿Cree que la Iglesia Católica ha hecho una real autocrítica en relación al abuso de menores?

-El Papa nos invita a eso siempre. Cada una de las cartas que ha escrito referente a esos hechos ha mostrado el dolor que siente la Iglesia y ese acompañamiento que deben sentir las víctimas y que no ocurran nunca más.

-¿Cómo ve el trabajo del Papa Francisco?  

-El Papa es consciente de que los procesos son mejores que las decisiones inmediatas. Es lo que el va haciendo, procesos de cambio. Y siempre todo cambio va a llevar resistencia, pero debemos creer y confiar en la persona que ha elegido Dios para guiar a la Iglesia. No hay que tenerle miedo al cambio, a la crisis, que sea una oportunidad para ver si estamos haciendo bien las cosas o si debemos ir transformandolas; pero el mensaje de Jesucristo debe ser siempre el mismo.

Jorge Alatrista

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here