Home Editorial EDITORIAL: Preocupa la capacidad de los hospitales y su personal

EDITORIAL: Preocupa la capacidad de los hospitales y su personal

En la anterior edición mencionamos que los números de contagios con el Covid-19 estaban subiendo en Connecticut y eso no se ha detenido. Claramente la curva de infectados positivos, las hospitalizaciones por Covid y los fallecimientos están en sentido ascendente. El mapa del Estado está prácticamente todo en alerta roja. El porcentaje de infectados se ha situado arriba de 6% diario. En el último día de Noviembre se confirmaron 1,459 nuevos casos positivos, lo que llevaba a un total en el Estado de 118,754. Los fallecidos se incrementaron en 20, aunque como fue lunes, se agregan los del fin de semana. De todas maneras la cifra total de muertes por Covid-19 se elevó a 5,040.

A estas alturas, se ha empezado a conocer la realidad de los recursos humanos y de lugares de atención, especialmente de los hospitales. Los principales dirigentes de los mismos, han salido a alertar que se está trabajando con alta capacidad de camas ocupadas, tanto en personas que necesitan cuidados intensivos (UCI) como también por hospitalizaciones generales.

Según la Asociación de Hospitales de Connecticut, las pérdidas de este año llegarían a los 1,500 millones de dólares y aunque han recibido ayuda federal por 600 millones no alcanza para cubrir los déficits que ya tienen. También se supo que tienen conversaciones permanentes con la Gobernación que ha prometido ayudarlos, pero estaría muy lejos de lo que ellos necesitan.

Otro gran problema a estas alturas de la pandemia, es la falta de personal de salud. Ocho hospitales del Estado han reclamado esta situación al Departamento de Salud y Servicios Humanos de la nación. Esto tiene que ver con que han caído enfermos muchos de los empleados y también con el agotamiento. Si tenemos en cuenta, los riesgos que corren, la utilización y cambio de equipos personales permanentemente y por supuesto, el vivir el día a día de la enfermedad es bastante estresante.

Estamos en el último mes de este fatídico 2020 en cuanto a la salud y sus consecuencias. Como medio de comunicación nuestra tarea es informar, entretener, pero también invocar a la gente que tome conciencia de la situación delicada que vivimos. Lo menos que podemos hacer como sociedad es no agregar más problemas. Las recomendaciones básicas de cuidado deben ser ya hábitos, el uso de la mascarilla, la distancia social, el lavado de las manos, pero también el evitar en lo posible el contacto con la gente, aun sean familiares. No dependamos solo de los médicos y especialistas, también está en nosotros que esto mejore.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here