Home Editorial EDITORIAL: ¿En política vale todo?

EDITORIAL: ¿En política vale todo?

Este martes 20 de julio, el presidente Donald Trump volvió a sorprender al firmar un memorándum que evitaría que los inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos sean contados, cuando los distritos electorales del Congreso de la Nación se vuelvan a redistribuir. Pese a que la Constitución señala que los distritos deben basarse en todo el número de personas, en el comunicado se lo trata de interpretar de otra manera.

Los defensores de los distritos electorales solo para ciudadanos argumentan que cada voto debe tener el mismo peso. Si un distrito tiene muchos menos votantes elegibles que otro –dicen- cada voto tiene más influencia en los resultados electorales. Evidentemente eso favorecerá a los Republicanos.

Por supuesto que esto tiene un tinte electoral y de clara demostración de desprecio por la gente inmigrante que vive, trabaja y aporta al país. Si esto prospera influirá directamente en la cantidad de representantes por distrito y también sobre los fondos que se asignen a los distritos.

No nos engañemos, cuando faltan tres meses y medio para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, Las encuestas le han empezado a pasar factura a la presente administración y el candidato del partido Demócrata, Joe Biden ha empezado a aumentar los 5% que tenía de preferencia sobre Trump.

Las maniobras que están urdiendo en la tienda de campaña de los Republicanos son realmente increíbles. Luego del fallo adverso de la Corte Suprema a la idea de eliminar la orden ejecutiva que ampara a los “Dreamers”, aparecieron voces de que el presidente estaba interesado en enviar al Congreso una propuesta de ley que favorecería el camino hacia una legalización de los jóvenes estudiantes que fueron traídos por sus padres de niños.

A las intimidaciones hacia los estudiantes internacionales, para que se vayan a sus países si las universidades deciden solo dar clases virtuales, se conoció también en los últimos días una marcha atrás y que se habló del aporte que hacen al país. Evidentemente esto a raíz de los rechazos de los propios estudiantes, maestros y universidades.

Volviendo a la idea de no contar a todos para la distribución de los distritos electorales, aparte de ser inconstitucional, contradice la campaña cada vez más fuerte en los medios de comunicación, instando a la gente a que participe del Censo 2020, que las preguntas son sencillas, que las vías cómo hacer llegar su datos son variadas y lo más importante, que su información es confidencial y que solo es a efectos del Censo. Todos debemos ser contados ¿Entonces? Será que en política vale todo?… Creemos que no. La pandemia lo está demostrando, todos somos importantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here