Home Editorial EDITORIAL #439: Ante la pandemia y tormenta… responsabilidad y solidaridad

EDITORIAL #439: Ante la pandemia y tormenta… responsabilidad y solidaridad

No son tiempos fáciles para nadie. Desde el mes de marzo el mundo entero está sumido en una angustia y expectativa por el Covid-19. Aun impredecible y capaz de reproducirse y provocar la muerte en las personas. Todavía no hay una cura y los gobiernos, los científicos y expertos de la salud están en una carrera contra reloj para encontrar una vacuna que detenga la enfermedad.

Mientras, el pasado 4 de agosto, nuestro Estado de Connecticut sufrió los embates de una de las peores tormentas de lluvia y vientos. Con el nombre de “Isaías” un huracán que ya venía azotando toda la costa noreste del país, hasta que llego aquí con vientos superiores a las 60 millas y duró varias horas. Este provocó la caída de gran cantidad de árboles, cortes de cables de electricidad, y por supuesto, variados daños a la propiedad, automóviles, rutas cortadas y al parecer solo una víctima fatal.

Desde la Gobernación del Estado se declaró “Estado de Emergencia” a Connecticut para poder disponer de los recursos para intentar aliviar rápidamente los problemas que se sucedieron. Se anunció también que cerca de 800 mil hogares y comercios quedaron sin electricidad y esto se prolongaría por unos días.

A todo esto, las compañías de electricidad Illuminating y especialmente Eversurce que provee el servicio a gran parte del Estado anunciaron que estaban haciendo lo posible por restaurar los daños. Sin embargo, el Gobernador Ned Lamont emitió un comunicado enérgico en el que le pidió a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos de Connecticut (PURA) que realice una investigación rigurosa a las dos compañías por la responsabilidad en la que, consideró una respuesta inadecuada tras la tormenta tropical Isaías.

Lamont hizo mención que el fenómeno natural fue anunciado con suficiente anticipación para que las compañías tomaran las precauciones y tuvieran una mejor respuesta. También recordó que en el anterior fenómeno natural del 2011 cuando una tormenta de nieve anticipada provocó estragos en las líneas eléctricas, Eversource había prometido que para el futuro ellos estarían mejor preparados y responderían de mejor manera. Hoy se necesita más responsabilidad.

A estas alturas de la vida, los problemas se suman y los estamos padeciendo todos. La salud y la seguridad son prioritarios, pero también la cuestión económica empieza a afectar de todas las formas y a todo nivel. Las recomendaciones son importantes pero los planes de ayuda se necesitan más que nunca. Y ahí hay que reconocer la tarea desinteresada de organizaciones como  “Foodshare” en la que suman esfuerzos muchos voluntarios y mediante un calendario permanente están entregando comida a los más necesitados. Eso se llama solidaridad y hay que aplaudirlo y apoyar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here