Home Editorial Dillon Stadium: Decisión que crea dudas

Dillon Stadium: Decisión que crea dudas

EDITORIAL

El pasado sábado 31 de agosto la World Soccer League (La Liga Mundial de Fútbol) de Hartford tenía programado el cierre de temporada con dos partidos en el Dillon Stadium, luego de haber recibido el permiso para realizar ese evento. Sin embargo, 24 horas antes, el Sub director de Obras Públicas de la ciudad de Hartford, Michael Looney les comunicó que no iban a poder usar el estadio porque no estaban dadas las condiciones de logística, dijeron que estaban trabajando con el sistema de luces…

A todo esto, debemos saber que el propietario del Estadio Dillon es la ciudad de Hartford y está administrado por medio de su Departamento de Obras Públicas. Y que a partir del 2018 el Hartford Athletic, nuevo equipo profesional de fútbol que juega en la USL, la segunda división profesional de los EEUU, rentó el estadio para jugar sus partidos de local. Previamente hubo una inversión de los empresarios dueños del Club, y del Estado para renovar las instalaciones y el campo de juego, que fue reinaugurado en mayo de este 2019.

Volviendo a la World Soccer League, una Liga local que tiene más de 20 años de fundado, con jugadores y equipos mayoritariamente latinos y cuyo máximo dirigente es José Sandoval, llegó a esta situación al final de su campeonato de categoría mayores de 35 años. La promoción de los partidos y la fiesta fue programada con gran entusiasmo para el 31 de agosto. Era, de alguna manera, el retorno al Dillon de una Liga que le ha dado prestigio a Hartford, a través de tantos años y merecía esa oportunidad.

Lamentablemente, la decisión de no ceder el estadio vino de parte de la ciudad de Hartford, pero sabemos que la gente del Hartford Athletic mucho tuvo que ver en la negativa de la autorización para jugar, por motivos de no estar listo el estadio para esa tarde, sin embargo, al día siguiente hubo un evento comunitario y se realizó sin problemas.

Lo ocurrido nos deja algunas interrogantes, hasta qué punto el contrato que tiene la ciudad con el Hartford Athletic le da a este, el poder para decidir a su total discreción sobre el uso del estadio Dillon? Dónde quedó las dulces palabras de los dirigentes y autoridades de que el escenario ya renovado serviría también para los eventos de la comunidad latina? Y no podemos dejar de pensar que esto que le pasó a la World Soccer League, que terminó jugando sus más importantes partidos en el Parque Colt, tenga un sabor amargo de discriminación hacia los hispanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here