“Necesitamos incluir a cada persona en el éxito de nuestra economía”
Beto O’Rourke, ex Congresista por Texas

En su primera respuesta en el debate democrático del miércoles 26 de junio, el ex congresista de Texas Beto O’Rourke respondió a la pregunta de Savannah Guthrie de NBC en español e inglés.
Sin embargo, el senador de New Jersey, Cory Booker también respondió en español a una pregunta al respecto de inmigración. “La situación ahora es inaceptable… este presidente ha atacado y demonizado a los inmigrantes”, dijo Booker. “Yo voy a cambiar eso”.
El mundo del twitter tuvo su diversión mientras se burlaban de O’Rourke y Booker por su uso del español. Pero, creo que ese tipo de “trolling” estaba fuera de lugar. Después de todo, Noticias Telemundo fue uno de los anfitriones del debate de la noche anterior.
Un periodista de Telemundo, José Diaz-Balart igual usó español para comunicar una pregunta sobre la inmigración: “¿Qué haría usted en el primer día si usted es Presidente, sobre esta realidad que está ocurriendo?”, preguntó Díaz-Balart.
La candidata demócrata, Marianne Williamson, que estaba programada para debatir esa noche bromeó sobre el bilingüismo y escribió temprano en twitter, “Necesito aprender el español para la noche”. Pues, no es mala idea porque se considera que en un estimado, de los de 41 millones de residentes del EE.UU, 13.4% hablan español en su casa, de acuerdo con el Census Survey de 2017.
Estados Unidos es un país bilingüe. Tener dominio del español no es un lujo, sino una necesidad de tener éxito en este país. El uso del español por O’Rourke y Booker es inteligente.
Por primera vez, se proyecta que los votantes hispanos sean el grupo minoritario más grande en el electorado en las elecciones de 2020. El Pew Research Center informa que los hispanos serán el grupo racial o étnico más grande en el electorado, representando un poco más del 13% de los votantes elegibles. Hubo un aumento significante en votantes Hispanos en las elecciones intermedias de 2018, esto ayudó a los demócratas ganar el control de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Un análisis realizado por CT Mirror determinó que las ciudades y los pueblos en el Estado, donde los latinos representan el 25% o más de la población, experimentaron un aumento significativo en la participación de votantes.
En Connecticut, el 21.5% de las personas dicen que hablan otro idioma que no es el inglés. El segundo idioma más hablado en el Estado es el español, informa CT Trend.
Los críticos dirán que la mayoría de los hablantes nativos españoles son nacidos en el extranjero. Es posible que los abuelos y algunos de los padres no vayan a las urnas, pero sí sus hijos. Los hispanos/latinos se describen típicamente como orientados hacia el bienestar familiar, en lugar del bienestar individual. Así que mejor creer que un voto representa más que el individuo que lo emite. Julián Castro, otro de los candidatos en el debate, quien admite que su español no es fuerte, habló en español al final del debate, diciendo una frase: su nombre y su candidatura a la presidencia. No hay duda de que el voto hispano/latino será clave para cualquier candidato que quiera ganar la Casa Blanca en 2020.
Hablar en español es ciertamente bien recibido por una comunidad que a menudo se ignora sobre temas como la inmigración y la seguridad fronteriza.
La clave para ganar el voto de esta comunidad es, si los candidatos pueden demostrar qué tan bien los entienden sobre temas más allá de los titulares unidimensionales y profundizar en lo que más importa como la salud, la educación, el empleo y la delincuencia.
Hablar en español no significa que un candidato entiende los temas más importantes de los usuarios en los Estados Unidos.

Hugo Balta, Editor de CT LatinoNews

Nota.- El artículo fue escrito después del primer debate demócrata, donde participaron los primeros 8 precandidatos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here