Home Noticias Locales “CT Voices” sugiere que el Estado use las reservas por la pandemia

“CT Voices” sugiere que el Estado use las reservas por la pandemia

La organización Connecticut Voices for Children en un último informe, recomendó a los funcionarios de Connecticut que deberían usar las reservas presupuestarias para expandir los esfuerzos de ayuda por la pandemia y contratar más empleados para prestar servicios.

Este grupo de investigación de políticas públicas con sede en New Haven también insistió que se haga una importante revisión de los impuestos estatales una vez que los legisladores regresen al Capitolio, instando a que se impongan impuestos más altos a los ricos para preservar los programas y recortes de impuestos estatales para hogares de ingresos bajos y moderados.

Reconociendo que Connecticut no puede igualar la capacidad de alivio del gobierno federal, los analistas de Connecticut Voices dijeron que los $ 2.5 mil millones que el Estado tiene en sus reservas podría generar una asistencia considerable.

El gobierno estatal, con más de 40,000 empleados a tiempo completo y un presupuesto anual de más de $ 21 mil millones, hay decenas de millones de dólares en costos excesivos, o más, cada año.

Y los analistas de Connecticut Voices argumentaron que podría ser necesario un mayor gasto para fortalecer las agencias estatales, que pueden no estar en la mejor forma para manejar la crisis COVID-19.

La directora de presupuesto de Lamont, Melissa McCaw, secretaria de la Oficina de Políticas y Gestión, dijo que no es necesario aprovechar el fondo extraordinario en este momento, aunque eventualmente la crisis obligará al estado a retirar esas reservas.

Un informe de diciembre de 2014 del Departamento de Ingresos del estado encontró que los hogares que ganan menos de $ 48,000 por año enfrentan una tasa impositiva estatal y municipal efectiva del 23.6%, mientras que los que superan los $ 13.2 millones por año pagan el 6.3%.

Gravar a los ricos tendría el menor impacto en la economía del estado, argumentan los analistas de Connecticut Voices. Los hogares ricos tienen una “menor propensión marginal al consumo”, lo que significa que gastan un porcentaje menor de sus ingresos para subsistir, y ahorran mucho más que los hogares pobres y de clase media, según el informe.

Keith Phaneuf (CT Mirror)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here