Home Noticias Locales Campaña Niños Libres de Tabaco, apoya proyecto para ampliar cobertura de Medicaid...

Campaña Niños Libres de Tabaco, apoya proyecto para ampliar cobertura de Medicaid y Niños

No smoking sign with children playground background - healthy concept

Declaración de Matthew L. Myers, Presidente, Campaña por Niños Libres de Tabaco:

“La Campaña por Niños Libres de Tabaco (Campaign for Tobacco-Free Kids) apoya firmemente el proyecto de ley ´Quit Because of COVID-19 Act´, y aplaudimos al Senador Tom Carper (D-DE) por su liderazgo al presentar este proyecto de ley en el Senado de los Estados Unidos. Esta propuesta de ley garantizará que todos los afiliados a Medicaid y al Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP) tengan acceso a la gama completa de tratamientos probados para dejar de fumar en este momento crítico. La congresista Lisa Blunt Rochester (D-DE) ha introducido una legislación complementaria en la Cámara de Representantes.

Esta legislación no podría ser más oportuna. El COVID-19 está afectando de manera desproporcionada a los afroamericanos, hispanos, nativos americanos y otras poblaciones vulnerables y un creciente cúmulo de evidencias demuestra que los consumidores de tabaco tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por el COVID-19. Mientras se continúa trabajando en el próximo proyecto de ley de alivio por el COVID-19, instamos a los gestores a incluir esta importante y oportuna medida.

Los afiliados a Medicaid fuman más del doble que los adultos con seguro médico privado (23,9% a 10,5%), lo que aumenta su riesgo de contraer cáncer, enfermedades cardíacas, EPOC, diabetes y otras enfermedades causadas por el tabaco. Las enfermedades relacionadas con el tabaquismo también representan alrededor de $39 mil millones en costos anuales de Medicaid. Esta legislación ayudará a reducir las inmensas disparidades de salud que enfrenta nuestra nación, salvará vidas y mejorará la salud de los afiliados a Medicaid y al CHIP y reducirá los costos de atención médica. Este proyecto merece un fuerte apoyo y una pronta consideración del Congreso.

A medida que nuestra nación se enfrenta a la pandemia del COVID-19, nunca ha habido un momento más importante para ayudar a los consumidores de tabaco para dejar de fumar. Fumar debilita el sistema inmunológico, aumenta el riesgo de infecciones respiratorias y es una de las principales causas de afecciones de salud subyacentes, como enfermedades pulmonares y cardíacas, que ponen a las personas en mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por el COVID-19. También existe una creciente evidencia de que el uso de cigarrillos electrónicos puede dañar la salud pulmonar.

La mayoría de los consumidores de tabaco quieren dejar de fumar, y los afiliados a Medicaid y al CHIP que consumen tabaco deben tener acceso sin barreras a los tratamientos que les brinden la mejor oportunidad para dejar de fumar con éxito. Con una duración de hasta dos años después del final de la emergencia de salud pública por el COVID-19, el proyecto de ley Quit Because of COVID-19 Act busca:

• Brindar a todos los afiliados de Medicaid y CHIP una cobertura integral para los tratamientos para dejar de fumar, incluida la asesoría individual, grupal y telefónica y los siete medicamentos aprobados por la FDA.

• Reducir las limitaciones para acceder a esta cobertura al eliminar los costos compartidos y los requisitos de autorización previa.

• Proporcionar más fondos federales para cubrir el costo total de esta cobertura y campañas de divulgación estatales para educar a los proveedores y afiliados de Medicaid sobre el beneficio para dejar de fumar.

Todos los programas estatales de Medicaid brindan algún nivel de cobertura para dejar de fumar. Sin embargo, en el 2018 solo 15 estados cubrían todos los tratamientos disponibles y solo dos de estos estados cubrían todos los tratamientos sin limitaciones de acceso.

La expansión de la cobertura de los tratamientos para dejar de fumar mejorará la salud y reducirá los costos de atención médica. Después de que Massachusetts proporcionara una cobertura integral de los tratamientos para dejar de fumar y realizara una campaña para crear conciencia sobre el beneficio, la tasa de tabaquismo entre los beneficiarios disminuyó en un 26 por ciento en los primeros 2.5 años. El estado redujo drásticamente las hospitalizaciones por ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares entre los beneficiarios de Medicaid, ahorrando más de $3 por cada $1 gastado en servicios para dejar de fumar, según los estudios.

Los consumidores de tabaco pueden mejorar su salud rápida y enormemente al dejar de fumar, y nunca ha habido un mejor momento para hacerlo que durante la pandemia del COVID-19. Es fundamental que las personas inscritas en Medicaid y CHIP obtengan la ayuda que necesitan para dejar de fumar. Agradecemos el liderazgo del Senador Carper en este tema y esperamos trabajar con él para promover esta importante legislación”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here