Un partido histórico para los Rays y de pesadilla para los Filis

St.Petersburg (EEUU), 24 oct (EFE).- La competición del "Clásico de Otoño" se traslada a Filadelfia después que los Rays de Tampa Bay ganaron por 4-2 a los Filis de Filadelfia en el segundo partido para empatar a 1-1 la serie que disputan al mejor de siete.

Mientras que los Rays hacían historia al conseguir su primer triunfo en una Serie Mundial, competición en la que hacen su debut después de 10 años de haber llegado al béisbol de las Grandes Ligas, los Filis daban su peor imagen de toda la temporada, con un béisbol de pesadilla.

Un equipo de Tampa, que reivindicó su línea de aprovechar todas las oportunidades que les da el equipo rival, y esta vez aunque tampoco brillaron con el bate, como les sucedió en el primer partido, que perdieron por 3-2, si encontraron la manera de anotar las carreras con las que se aseguraron la victoria.

Además las consiguieron al comienzo del partido para darle toda la confianza que necesitaba el abridor Shields (1-0), que reconoció la importancia de ir delante en la pizarra.

"La clave estuvo que nuestro equipo nos dio una ventaja 2-0 desde el principio y la confianza suficiente para realizar el trabajo y hacer mis lanzamientos", destacó Shields. "Probablemente con un juego empatado habría sido una historia diferente".

Pero volvió a ser la historia feliz que han vivido toda la temporada los Rays, y entre los que más felices se encontraba por la victoria fue el receptor venezolano Dioner Navarro, que se fue de 3-2 con anotación.

"Así es este equipo, podemos ganar en formas diferentes y no sólo con el jonrón", comentó Navarro. "No dependemos sólo del cuadrangular tenemos velocidad y sabemos ejecutar de otras maneras. Estamos 1-1 y es una serie que empieza de nuevo".

Pero quien mejor definió lo que sucedió en el diamante del Tropicana Fiel fue el manager de los Filis, Charlie Manuel, cuando dijo al concluir el juego, que su equipo había disputado uno de los peores partidos en lo que iba de año.

"No jugamos buen béisbol. Pienso que fue uno de nuestros peores partidos de todo el año", subrayó Manuel sobre la actuación de su equipo y especialmente, de sus bateadores.

Filadelfia puso hombres en base a nueve corredores en las primeras cinco entradas y dos tercios contra Shields, pero no pudieron anotar, tal vez por la obsesión de querer pegarle duro a la pelota cuando sólo tendrían que haberle hecho contacto.

El jardinero central Shane Victorino pegó imparable dentro del cuadro con el primera base Ryan Howard que llegó a segunda en la cuarta entrada, pero para entonces los Filis ya habían desaprovechado 19 oportunidades al bate con corredores en posición de anotar, la segunda peor marca en la historia del béisbol.

La marca al inicio de una Serie Mundial la establecieron los Dodgers de Los Angeles (22-0) contra el equipo de Baltimore, en 1966.

"No remolcamos las carreras. De haber ejecutado, habríamos anotado tres carreras", se lamentó Manuel. "Shields abanicó a tres bateadores y los tres tenían corredores en tercera base, eso es algo que nunca nos había pasado".

Las estadísticas no dejaron ninguna duda de la mala noche que tuvieron los bateadores claves de los Filis como son el estelar torpedero Jimmy Rollins (10-0), el jardinero Pat Burrell (6-0) y Howard (9-2), sin que hayan anotado ni impulsado carreras en lo que va de la serie.

Los tres bateadores estuvieron de acuerdo que les faltó el toque remolcador que hubiese establecido la diferencia en el marcador final.

Por su parte, Victorino trato de buscarle el lado positivo a lo que había sucedido en el partido y dijo que esa era la mejor manera de llegar mentalizado para ganar en el tercero.

"Tenemos que concentrarnos en lo positivo", comentó Victorino. "Ganamos un juego sin ejecutar bien y perdimos otro de la misma manera. Pero al final nos quedamos a un swing para empatar el partido en la novena".

Los Filis dejaron a 11 corredores esperando remolque y sólo pegaron un imparable en 28 oportunidades con hombre en posición de anotar.

Manuel también reconoció que el fildeo del equipo no fue el mejor al cometer dos errores claves que permitieron que los Rays anotasen las cuatro carreras con sólo un hit impulsador.

Sin embargo, alabó el trabajo en el montículo del derecho Brett Myers (0-1), aunque perdió por primera vez en la fase final, después de lanzar siete entradas, con siete imparables y cuatro carreras permitidas, tres fueron limpias.

"Brett hizo un gran trabajo, simplemente no hicimos bien las cosas en los momentos decisivos y a ellos les salieron mucho mejor", destacó Manuel. "Ahora hay que volver a nuestro campo y recuperar la consistencia como equipo en todos los aspectos del juego".

Los Filis y los Rays tienen previsto entrenarse hoy, viernes, en el Citizens Bank Park de Filadelfia y el sábado jugarán el tercer partido a las 8:35 de la noche, hora del Este.

El veterano zurdo Jamie Moyer, de 45 años, que ha esperado 22 para poder jugar su primera Serie Mundial, será el abridor por los Filis, mientras que el derecho Matt Garza, el Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, lo hará por los Rays.

Acerca del Autor