TURQUÍA AUSTRIA: La disputa diplomática

Viena, 23 ago (EFE).- El Gobierno austríaco anunció hoy que "toma nota" de la retirada del embajador turco en Viena y destacó que no piensa cambiar su postura hacia Turquía, favorable a interrumpir las negociaciones para la adhesión de Ankara a la Unión Europea.
Un portavoz del Ministerio de Exteriores dijo que el responsable de la diplomacia austríaca, Sebastian Kurz, no ve motivo para cambiar su postura hacia Turquía y que este Gobierno toma nota del paso dado por Ankara respecto a su embajador.
No obstante, el Gobierno austríaco mantendrá conversaciones bilaterales "a todos los niveles" con ese país, agregó el portavoz, citado por la agencia de noticias APA.
Ankara anunció ayer la llamada a consultas de su embajador en Viena, mientras que el encargado de negocios de la embajada austríaca en Turquía fue citado por el Ministerio turco de Exteriores.
Aparentemente, una manifestación convocada por simpatizantes del proscrito Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, que tuvo lugar el pasado sábado en Viena con el permiso de las autoridades, fue la gota que colmó el vaso en una escalada de tensiones entre ambos países.
Ankara acusa a Viena de proteger el terrorismo, dado que, al igual que la UE y EEUU, considera al PKK un grupo terrorista.
Según el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, "se ha eliminado el fundamento común para una relación y cooperación normal" con Austria.
Las tensiones entre Viena y Ankara han ido creciendo desde el fallido golpe militar en Turquía del pasado 15 de julio y la consiguiente purga en las instituciones por parte del gobernante partido islamista AKP.
Tanto el canciller federal de Austria, Christian Kern, como Kurz, han declarado públicamente que no consideran a Turquía en situación de continuar las negociaciones para su aspirada adhesión a la Unión Europea (UE), lo que Ankara ha calificado de "racista". EFE
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor