Torrington Celebra Día de la Herencia Cultural

Con la participación de un nutrido grupo de jóvenes se celebró el sábado 14 de octubre, el Día de la Herencia Cultural en Torrington. La actividad se realizó en el parque Coe de dicha ciudad y contó con una numerosa asistencia que aplaudió a rabiar a todos los grupos participantes, los cuales sacaron lo mejor de su repertorio para presentar diferentes danzas típicas de los países latinoamericanos. La apertura del festival la efectuó el Sr. Ryan Bingham, alcalde de Torrington, quien resaltó la importancia y contribución que han tenido, y tienen los diferentes grupos étnicos en la formación, desarrollo y engrandecimiento de esta nación. Luego siguió la presentación de un programa especial preparado para la ocasión, en el que participaron residentes y organizaciones de ese importante pueblo del noroeste del estado.

La parte hispana del festival y, como una forma de de cerrar brillantemente el MES DE LA HERENCIA HISPANA, que se celebra en todos los Estados Unidos, fue organizado por la Sra. Doreen Deary, dirigente de la Vía Latina. Inició el segmento de música y bailes latinoamericanos un grupo de jóvenes dominicanos y puertorriqueños, quienes ingresaron al escenario muy orgullosamente por cierto, a los alegres sones de un sabroso merengue. Lo hicieron portando la bandera de los Estados Unidos, República Dominicana y de Puerto Rico. Ellos se lucieron con una excelente demostración de merengue, salsa, reguetón y bachata, presentando una coreografía digna de bailarines profesionales. Para finalizar su intervención invitaron a la audiencia a compartir y bailar su música con ellos, lo cual hizo que muchos de los asistentes no hispanos conocieran, por experiencia propia, los alegres y sensuales bailes caribeños, en los cuales se puede apreciar, muy claramente por cierto, la influencia de la cultura africana, uno de los componentes básicos de la cultura latinoamericana. Es necesario mencionar la destacada actuación que tuvo en este grupo la Srta. Gresenia Arias, estudiante del último grado de Torrington High School, miembro de la Sociedad Nacional de Honor y presidenta del Club de la Diversidad Multicultural del referido centro de estudios.

A continuación hizo su ingreso Ritmo de la Naciones, nombre del grupo de danzas del Club de Diversidad Multicultural de THS. En esta oportunidad presentaron una bonita danza mexicana, la cual fue entusiastamente ovacionada por el público asistente. La gracia, finura y alegría que pusieron en el escenario Dayana Fernández, Catherine González, Jennifer Nieves y Ana Kelly cautivó a los espectadores. La influencia europea, española concretamente, se pudo nota en esta danza, por el colorido y forma de las vestimentas usadas por las bailarinas y también por los elaborados pasos del baile. En definitiva esta danza fue una “chulería”, como dirían allá, en ese México lindo y querido, al que cantaba el inmortal Jorge Negrete, y al que tantos lauros literarios dió Octavio Paz, poeta, ensayista y ganador del premio Nóbel de literatura 1990.

Cerraron la parte hispana del festival los integrantes de Gualaceños Unidos, formado por un grupo de entusiastas ecuatorianos provenientes de la parte andina de ese país sudamericano; ellos son del pueblo de Gualaceo, provincia de Azuay, departamento de Cuenca. A los acordes del precioso sanjuanito titulado “Ñucallacta” presentaron una danza que se baila tradicionalmente en Navidad y que se conserva de generación en generación. La ancestral música andina y los ponchos rojinegros nos recordaron que la cultura hispana tiene un tercer componente, la autóctona o indígena, aquella que poblaba este continente antes de la llegada de Cristóbal Colón y, posteriormente, las huestes colonizadoras europeas, dizque a “descubrir y civilizar” este continente, ya habitado por culturas ancestrales que han dejado una huella indeleble en sus descendientes y que son la admiración de todos cuantos las estudian y conocen más de cerca.

La celebración del Día de la Herencia Cultural en Torrington ha sido una excelente oportunidad para conocer, de primera mano, la riqueza cultural que los inmigrantes han traído a los Estados Unidos, en especial, de aquellos llegados en las últimas décadas.

Armando Zarazu
azarazu@aol.com

Acerca del Autor