“The Scottsboro Boys”: 9 vidas destruidas por el racismo, en Playhouse on Park. Escribe: Bessy Reyna

El 25 de marzo de 1931, durante la época de la depresión económica en USA, nueve jóvenes Afro-Americanos viajaban en un tren en el pueblo de Chattanooga, en el estado de Tennessee. Ellos iban en búsqueda de trabajo en algún otro lugar. Uno de ellos, de solo 12 años, se subió al tren sin decirle nada a su madre. El tren viajaba en el área del Noreste del estado de Alabama, y llevaba a vagabundos y personas sin domicilio fijo (homeless) colados en el tren.

Este viaje nefasto, cambiaría por completo la vida de estas nueve personas, las que durante más de 20 años, sufrieron una gran injusticia y debido a esto, aun son conocidos y recordados como los “Scottboro Boys”, ya que fue en ese pueblo donde fueron encarcelados y se llevaron a cabo los juicios contra ellos. El título de la obra utilizando la palabra “Boys” se refiere a la manera denigrante como los blancos le decían a los negros en el Sur del país, sin importarles la edad que tuvieran.

La obra del mismo nombre está siendo presentada en Playhouse on Park, un grupo teatral que está celebrando sus diez años de producir obras en su pequeño y muy íntimo espacio, en la calle Park en West Hartford. Dirigida con gran acierto por Sean Harris, quien es el cofundador de este grupo teatral, la obra nos va demostrando a través de números musicales coreografiados por Darlene Zoiler -quien utiliza cada centímetro del escenario para los números de baile- lo que ocurrió en las vidas de estos jóvenes negros encarcelados por la mentira de Victoria Price, de 21 años y Ruby Bates de 17. Estas dos mujeres blancas, eran unas vagabundas que iban en el tren. Para evitarse problemas con los guardias del tren, ya que iban escondidas y sin pagar, acusaron a los hombres de haberlas violado. El hecho de que estos nueve hombres fueran inocentes y que ellas mintieran no les importó a los guardias, quienes se los llevaron presos inmediatamente, simplemente porque las palabras de las mujeres blancas tenían más valor que la inocencia de ellos.

Scottsboro Boys es una obra teatral difícil de ver, porque al conocer los horrores y las injusticias que ellos vivieron de Marzo del 1931 a Diciembre de 1955, no podemos dejar de pensar en otros jóvenes en circunstancias similares que hoy conocemos como “The Central Park Five”, adolescentes Afro-Americanos y un Latino, quienes habían estado jugando en ese parque en la ciudad de Nueva York, y que fueron llevados a la cárcel luego de que una mujer blanca fuera violada y golpeada salvajemente mientras ella corría en el Parque. Ni los Scottsboro Boys, ni los 5 del Parque Central eran culpables, pero eso no significó nada para los que forman parte de una justicia dominada por guardias sádicos y jurados blancos y racistas, que de ninguna manera iban a dejarlos libres, fueran o no culpables.

Es interesante notar que el elenco de Scottsboro Boys cuenta con un solo actor blanco Dennis Holland, quien sirve como el maestro de ceremonia y también como el juez. El resto del elenco está compuesto por 12 actores Afro-Americanos: 11 hombres y una mujer, Renee J. Sutherland, la que no tiene diálogo hasta el finalizar de la obra.

La calidad de esta magnífica producción es aun más admirable cuando notamos que 6 de los actores son apenas estudiantes y no profesionales: Cedrick Ekra (Emerson College); Grant Reynolds (Carnegie Mellon University); Justin Sturgis (NYU Tisch). Tres de ellos estudian en Connecticut: Jerry Hamilton y Alex Robertson (ambos en Hartt School) y Trishawn Paul, (Greater Hartford Academy of the Arts). La escenografía diseñada por David Lewis utiliza sillas, las que se convierten en cárcel, o en apoyo a tablas de madera, formando así parte integral de la historia. Tenemos que reconocer el estupendo trabajo realizado por el resto del equipo técnico: Johann Fitzpatrick (iluminación); Vilinda McGregor (vesturario) y Rider Q. Stanton (sonido).

¿Cómo fue el inicio de esta tragedia? Al llegar el tren al pueblo de Paint Rock en Alabama (el que por cierto en el 1930, solo tenía una población de 320 personas y un área de 0.4 millas cuadradas) un grupo de hombres blancos, armados no dejaron que el tren continuara. Al bajarse los pasajeros, esas dos mujeres mintieron, iniciando así una cadena de encarcelamientos y numerosos juicios que duró por años. Inclusive después de que Victoria Price, una de las dos mujeres confesara que habían mentido, durante uno de los juicios, los 9 no fueron puestos en libertad y el jurado compuesto por blancos los volvió a declarar culpables.

En el 1936, a cuatro de ellos se le permitió salir de la cárcel, y ellos empezaron a ganarse la vida como parte de un grupo de actores de un espectáculo de estilo “minstrel”, donde los cantantes van diciendo la historia. Este género se utilizó en este país para burlarse de las personas negras ya que los actores eran blancos y se pintaban las caras de negro. Muchos de los estereotipos racistas que aun existen en esta sociedad fueron iniciados durante estos populares espectáculos, los que representaban a los negros con expresiones faciales exageradas y como si fueran caricaturas y no seres humanos con dignidad.

La obra teatral, utiliza la forma de “minstrel” para decir la historia a nivel de música y danza. La música y letra de la obra fueron escritas por John Kander y Fred Ebb, autores de numerosas obras musicales incluyendo “Cabaret” y “Chicago”. El libreto de David Thompson se basa en documentos y transcripciones de los varios juicios en los que los acusados ni siquiera eran representados por abogados hasta el 1933, así como en un libro escrito por uno de los prisioneros sobre su experiencia.

La producción de Playhouse on Park cuenta con ocho músicos y con Melanie Guerin como directora de estos. Podemos verla mientras conduce gracias a unas pantallas colocadas en dos columnas para que todo el público pueda ver su participación, ya que esta sala consta de dos áreas laterales al escenario que está en el centro. La obra incluye 16 números musicales y desde un principio con el número titulado, “Hey, Hey, Hey” en el que sale todo el elenco cantando y bailando, nos encontramos con una historia que nos llenará de indignación, al mismo tiempo que contemplamos y admiramos la valentía de estos hombres, cuyo destino quedó en las manos de una “justicia” que solo existía como nombre.

En esta estupenda producción y en su magnífico elenco se destacan los actores profesionales Troy Valjean Rucker, como el prisionero Haywood Paterson, y Torrey Linder en varios papeles, como Mr. Tambo y el abogado Leibowitz. En el elenco el actor que menos me convenció fue Ivory McKay, quien no cambiaba de gesticular de igual manera no importa cual personaje interpretaba.

La obra Scottsboro Boys, se estrenó en Nueva York en el 2010, y su historia es cada día más relevante, sobre todo cuando vemos la gran cantidad de injusticias y crímenes cometidos por agentes de policía, a nivel nacional, contra Afro-Americanos.

La producción de Playhouse on Park, honra la memoria de estos nueve hombres y nos hace reflexionar en cómo un grupo de personas que tienen el control de las leyes pueden afectar y destruir, para siempre, las vidas de otros. Lastimosamente, estos Scottsboro Boys, esos nueve hombres metidos en una cárcel, no son algo que queda en el pasado. Por el contrario, son un precedente a la historia contemporánea de policías blancos atacando a Afro-Americanos sin tener razón para hacerlo, y de niños indefensos, quitados de los brazos de sus padres y puestos en jaulas para satisfacer la ambición política de quienes en estos momentos, mantienen al país secuestrado utilizando el odio y la ignorancia para lograr sus objetivos.

Cada día después de terminada la obra, el público tiene la oportunidad de participar en un conversatorio con los actores. En conjunto con esta producción Connecticut Historical Society, en 1 Elizabeth St, presentará el 30 de Julio, de 5:30 a 7:00pm, un programa titulado “How the Scottsboro Boys Can Help Us Talk About the History of Racism”.

Para información sobre ese programa llamen al 860-236-5621 Ext. 238. Es gratis pero se pide al público que haga reservaciones. Las personas interesadas en tener más información sobre la vida y la tragedia de Scottsboro Boys pueden ver varios programas en YouTube y también escuchar algunas de las canciones compuestas para esta obra. Scottsboro Boys se presenta hasta el 4 de Agosto. Para mayor información visiten www.playhouseonpark.org

* Bessy Reyna es miembro de Connecticut Critics Circle, la Asociación de Críticos Teatrales de Connecticut.
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor