TEATRO: “The River” en TheaterWorks de Hartford. Por: Bessy Reyna

Actores Billy Carter (El Hombre) y Andrea Goss (La Mujer) en una escena de The River. (Foto cortesía de TheaterWorks Hartford).

Al entrar al teatro lo primero que vemos es un escenario convertido en una cabaña de madera, sin nada de lujos, con muebles sencillos y rodeada de árboles. Cerca de esa cabaña hay un río que, además de ser el título de la obra, forma parte integral de la misma.

Escrita por  el dramaturgo Británico Jez Butterworth, la obra empieza con un hombre (interpretado por Billy Carter) y una mujer (la actriz Andrea Goss). Los personajes no tienen nombres, solo son identificados por su género.

Evidentemente esta es una pareja de amantes. Al hombre solo le interesa ir a pescar, a esta mujer ni tanto. Pero ésta no es una obra romántica. Al salir la mujer del escenario, nos sorprendemos cuando la que entra es otra mujer (la actriz Jasmine Batchelor). Ella tiene un diálogo semejante a lo que observamos con la mujer de la primera escena.

Esta no es una obra fácil ni de ver, ni de entender, ni de dejar atrás al salir del teatro. Por el contrario, poco a poco nos vamos dando cuenta que “el hombre” tiene por costumbre llevar a sus amantes de turno a esta cabaña. Pero, entonces nos preguntamos si estas mujeres en realidad existen o si  él está viviendo imágenes de su recuerdo, la memoria de las que estuvieron allí.

Con un lenguaje poético y un drama que se desarrolla lentamente el director, Rob Ruggiero invita al público a formar parte de esta contemplación, casi como una meditación sobre las relaciones humanas, la naturaleza y la memoria. Hay una escena en particular en la que el “Hombre” limpia un pescado poco a poco, lo corta, le saca las entrañas, le pone limón y aceite, lo pone en un horno, se limpia los brazos y la mesa con lo que queda del limón. Qué quiere decirnos Butterworth con esta escena? Que el hombre va a utilizar a estas mujeres y luego, después de saciarse de ellas, las deja a un lado y va a buscar a otras al igual que busca las truchas?

La pasión del “Hombre” no son las mujeres que lo acompañan a esta cabaña, sino el ir a pescar truchas, algo que le ha fascinado desde niño. En un monólogo en el que él explica lo fundamental de esta pesca, vamos comprendiendo que tal vez, al igual que tirar el anzuelo al agua para buscar el pescado, esto es exactamente lo que él está haciendo con las mujeres que lo van acompañando en diversos viajes en la cabaña y a las cuales él le dice las mismas mentiras.

No podemos decir cómo termina la obra. De hacerlo traicionaríamos al público que desea ir a verla. Solo cabe dejar en claro que, a pesar de la apariencia simple y rústica de la cabaña, diseñada por Brian Prather; esta no es una obra fácil, por el contrario, requiere que el público deje llevarse por la corriente del rio, y atrapar el anzuelo que nos ha tirado Butterworth.

Jez Butterworth quien también ha escrito para el cine, se ha convertido en un importante dramaturgo, cuyas obras han ganado premios y se presentan en teatros mundiales. En estos momentos otra de sus obras “The Ferryman” dirigida por Sam Mendes acaba de ser estrenada en Nueva York.

El equipo técnico de “The River” consiste en vestuario diseñado por Tricia Barsamian,  iluminación de John Lasiter y efectos de sonido de Frederick Kennedy.

La obra se presenta hasta el 11 de Noviembre en TheaterWorks, 233 Pearl St. Hartford de Martes a Jueves, a las 7:30pm, Viernes a las 8:00pm. Sábados y Domingos a las 2:30pm. Para mayor información visiten www.theaterworkshartford.com o llamen al 860-527-7838.

* Bessy Reyna es miembro de Connecticut Critics Circle, la Asociación de Críticos Teatrales de Connecticut.
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor