TEATRO: “In the Heights” en Playhouse on Park. Escribe: Bessy Reyna

Nilo Touros, Sophia Introna y Nick Palazzo (Foto Cortesía de  Curt Henderson)

Antes de que Lin-Manuel Miranda se hiciera famoso con su obra teatral “Hamilton”, la cual ha sido uno de los más grandes éxitos de taquilla en escenarios de Broadway, ya su fama empezaba cuando apenas era estudiante en la Universidad Wesleyan en Middletown, Connecticut. Fue allí, donde Miranda empezó a trabajar la idea de la obra teatral “In the Heights”, la que logró expandir, gracias a unos alumnos de ese plantel que lo apoyaron. La misma idea fue desarrollada con la ayuda de Quiara Alegría Hudes, quien escribió el libreto y la obra logró ser llevada a Broadway. Esa producción original resultó tan exitosa que en solo diez meses había recuperado la inversión de los productores y logró presentarse del 2008 al 2011, en más de mil tandas.

Algunos de los actores en esa producción original, son ahora conocidos del público asistente al teatro en Connecticut: A Janet Dacal, la conocimos cuando actuó en “Bye, Bye Birdie” en Goodspeed Musicals, mientras que Olga Merediz se presentó en Long Wharf en la obra “The Killing of Sister George” y Priscilla López en “Somewhere”, escrita por su sobrino Matthew López en Hartford Stage. Por cierto, en números anteriores de LatinArte News en IDENTIDAD LATINA, hemos escrito sobre estas tres actrices.

Pero, volviendo al tema de “In the Heights” hay que reconocer el gran esfuerzo realizado por Playhouse on Park, el pequeño teatro ubicado en 244 Park Road en West Hartford, el que se convierte en gigante con esta presentación. Desde el momento en que empieza la obra, podemos apreciar el talento de cada uno de los miembros de un elenco de más de 18 actores, bailarines y una orquesta de 11 músicos que tocan con tal precisión, que yo pensé era una grabación profesional y hasta que leí sus nombres en el catálogo de la obra no pensé que estaban escondidos detrás del escenario.

¿Qué palabra puedo usar para describir esta producción?... !Impactante!, es lo primero que se me ocurre, porque el nivel de energía de los actores es incomparable, y los números de baile y canciones son inolvidables.

La historia que vamos presenciando es como retazos de la vida de los habitantes del barrio de Washington Heights en la ciudad de Nueva York. El actor principal es Usnavi De la Vega, (brillantemente interpretado por Niko Touros), quien es el dueño de una bodega donde se reúnen los residentes del barrio a intercambiar chismes y comprar café y golosinas. El barrio está sufriendo un gran cambio ya que sus edificios están siendo destruidos para construir apartamentos lujosos. El dilema central de la obra consiste en que, si los residentes muchos de ellos inmigrantes de países como República Dominicana o quienes han decidido salir de Puerto Rico, se quedan y luchan por mantener la identidad de su barrio, o deciden irse a buscar vivienda en otros lugares.

Dentro de esta trama están varios personajes que le dan un calor variado a la obra: La familia Rosario consiste de Nina, (Analise Rios) quien se había ido a estudiar en una Universidad en California, sus padres Kevin (JL Rey) y Camilia (Stephanie Pope) son dueños de taxis. Los sueños de mejorar su educación y tener una vida más cómoda están centrados en la joven Nina, y la beca que se había ganado. Pero es Nina la que desinfla esas ilusiones al salirse de la escuela, ya que le quitaron la beca por malas notas. No porque fuera mala estudiante, sino porque tenía varios trabajos para pagar sus estudios. Su padre, al enterarse de esto, canta con gran emoción la canción “Inútil (Useless)”, donde siente que ha sido un fracaso desde su niñez y ahora como padre al no tener dinero para educar a su hija. Sin embargo, es Nina la que al final decide no darse por vencida al ver los sacrificios de sus padres para que ella pueda pagar sus estudios y regresa a la Universidad.

Un personaje importante en el barrio es el de la abuela Claudia (Amy Jo Phillips) a la cual se acercan los residentes para pedir consejos y bendiciones. Otro de los momentos más emotivos de la obra es cuando ella muere, y el elenco canta “Alabanza” y van en una procesión con velas hasta la puerta de su vivienda.

La producción de Playhouse on Park está dirigida por Sean Harris, con una gran coreografía de Darlene Zoller, la cual utiliza el talento tanto de jóvenes actores que son estudiantes universitarios, como el de profesionales en los números de baile. Emily Nichols, ha logrado crear un escenario donde cada esquina está utilizada al máximo. Por ejemplo, la peluquería donde se reúnen Daniela (Sandra Marante), Carla (Paige Buade), Vanessa (Sophia Introna) y Nina, es solo una columna con un letrero y una silla, sin embargo, las actrices nos hacen creer que se están mirando en un espejo y maquillándose mientras cantan “No Me Diga”, uno de los 24 números musicales de esta obra.

Otros personajes que van apareciendo son Grafitti Pete (Paul Edme), Piraguero (Willie Marte) con todo y su carro de piraguas, y Benny (Leyland Patrick) quien trabaja en la oficina de los taxis y está enamorado de Nina. Patrick sobresale en este papel y podemos ver sus emociones tan encontradas al ser rechazado por el Sr. Rosario y como lo trata él al despedirlo de su trabajo.

Esta es una producción que vale la pena ver. Confieso que yo tenía mis dudas de que si iban a conseguir suficientes actores Latinos para montar esta obra. Sin embargo, hay que aplaudir a Playhouse on Park por el esfuerzo de encontrar actores profesionales y estudiantes, los cuales todos “parecen” Latinos, y hablan Español casi sin acento. A veces se les escapan una que otra “Rs” mal dicha, pero en general hicieron un gran esfuerzo. Cada uno de los actores mencionados logran formar un grupo donde sus voces nos impresionan y emocionan. En algunos momentos hasta nos sorprenden por el timbre tan hermoso que tienen.

Tal ha sido el éxito de esta producción, que es difícil conseguir boletos. Un letrero a la entrada del teatro, la tarde en que yo asistí, decía que los boletos de esa noche estaban todos vendidos. Sin embargo, vale la pena tratar de ir, ya que es algo digno de verse.

Para mayor información y compra de boletos visiten www.PlayhouseOnPark.org o llamen al 860-523-5900 Ext 10. Playhouse on Park, 244 Park Rd. West Hartford, queda al lado del Restaurante A.C. Petersen y el estacionamiento es en la calle.

* Bessy Reyna es miembro de la Asociación de Críticos de Connecticut, CCC.
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor