TEATRO: Cuentos de Hadas, Osos, Brujas en Yale Rep

Es poco común en mi vida estar rodeada de cosas Rusas. Primero las Olimpiadas en Sochi, las que me tienen frente al televisor, sobre todo cuando hay competencias de patines sobre hielo o de “snowboarding”, las planchas que usan para hacer piruetas, estos me parecen dos deportes inigualables. El resto de las competencias basadas en velocidad, aunque admiro la disciplina de esos atletas, no me llaman mucho la atención. Pero, como si el repetir el nombre de Rusia constantemente no fuera suficiente para recordarnos de la existencia de ese país, la agrupación teatral Yale Repertory Theater en New Haven, acaba de estrenar la obra “The Fairytale Lives of Russian Girls” (que se traduce algo como “La vida en los Cuentos de Hadas de Jóvenes Rusas) La obra está escrita por Meg Miroshnik y dirigida con gran maestría por Rachel Chavkin.

Francamente, esta es una obra tan distinta a la que vemos regularmente en los escenarios locales, que es difícil de reseñarla. La temática de la obra es la historia de Annie, una joven nacida en Rusia, quien se trasladó con su madre a USA. A los 20 años, la madre la envía de regreso a su país natal, con la excusa de que quiere que aprenda a hablar bien el idioma Ruso, y recoger su herencia. Naturalmente, las cosas se van enredando desde el momento que la inocente Annie llega al país.

La obra se desarrolla en la Rusia del 2005, donde el comunismo ha dado paso al capitalismo, y un ministro del nuevo gobierno puede hacerle regalos de pieles y carteras de las mejores marcas a su amante, la que mantiene además en un apartamento de lujo.

Annie se hace amiga de varias mujeres, todas las cuales forman parte de un cuento de hadas distinto, desde Ricitos de Oro y el oso; hasta la bruja de Hansel y Gretel que quiere engordar a Annie. La ciudad se convierte en el bosque de la Caperucita Roja, y la bruja/dia le recuerda a Annie de todos los peligros que puede encontrar.
Con un elenco integrado por actrices profesionales de gran experiencia teatral, y una Celeste Arias, quien es estudiante de segundo ano de la prestigiosa escuela de drama de la Universidad de Yale, este elenco compuesto además de Watson, por Sofiya Akilova, en el papel de Marsha quien escapa de su hogar solo para caer en las garras del oso; Arias, tiene el papel de una de las dos Katyas.
Ella de niña puede predecir el futuro. La otra Katya tiene dos papeles además de Katya, la joven hija del Zar, en otra parte de la obra tiene el papel de Nasty, una prostituta. La actriz Stephanie Hayes, nacida en Suecia, se transforma de un personaje al otro con el simple cambio de una peluca. Las otras dos actrices que completan el elenco son Jessica Jelliffe, la que tiene varios papeles y casi no se reconoce cuando pasa de uno al otro y Felicity Jones, quien ha participado en numerosas obras en Yale Rep y quien, en esta obra, tiene el papel de Yaga y Yaroslava, la “tía” de Annie y la bruja. Jones crea una bruja que le daría pesadillas a niños por muchos meses.

Pero, si el actuar en varios papeles y en una obra que requiere gran esfuerzo físico no es suficiente, las actrices forman también parte de números musicales, los que son parte integral de la obra y contribuyen a la historia.
Si el elenco artístico es de primera, y estas actrices nos comunican la personalidad de sus personajes desde el momento que entran al escenario, ellas tienen una gran ayuda del equipo técnico, el que como siempre en Yale Rep, nos regala una sorpresa tras la otra. En esta obra, la escenografía diseñada por Christopher Ash, se convierte del exterior del edificio al interior de un apartamento, al bajar la pared fronteriza, mientras que puertas que suben y bajan del escenario, permiten la ilusión de entradas a otros apartamentos. El vestuario creado por Kj Kim, nos transforma a la actrices de jóvenes inocentes como Annie, vestida en zapatillas y sudaderas, en amantes del ministro (Katya) o prostitutas (Nastya), la que se ve estupenda con una botas inmensas de tacón alto, o en el caso de la madre de Annie, la actriz tiene uniforme de oficial de inmigración, una gran peluca y vestido de una mujer mayor en el papel de profesora y otros mas.
La música compuesta especialmente por Chad Raines es una combinación de ritmos de punk y rap, que le da elementos humorísticos a la obra. La iluminación diseñada por Bradley King, nos lleva de una escena a otra y es especialmente efectiva para iluminar el área donde las actrices se convierten en una banda de música.

Lo interesante de esta obra en particular, es ver cómo la dramaturga Miroshnik combina la situación actual de Rusia con millonarios haciendo lo que quieren y comprando lo que desean, con la vida de los campesinos en el interior, lo cual se ha visto también durante las olimpiadas en los barrios colindantes a las áreas donde los juegos se llevan a cabo.

En resumen, esta no es una obra para personas que buscan ver obras teatrales convencionales, ya este cuento de hadas para adultos, lleno de ironías y hasta cierto punto un humor un poco perverso. Pero, para los que buscan una experiencia completamente distinta esta obra no los va a decepcionar.
Yale Repertory Theater está ubicado en 1120 Chapel St. New Haven. Para mas información pueden llamar al 203-432-1234 o visitar: www.yalerep.org Hay varios garajes de estacionamientos muy cerca del teatro.

* Bessy Reyna es miembro de la Asociación de Críticos de Teatro de Connecticut y escritora independiente. Visiten su página en internet: www.bessyreyna.com
Bessy Reyna
LatinArte News
www.bessyreyna.com

Acerca del Autor