Tammy Sneed y Eduardo Rivera de CT Human Anti-Trafficking Response Team

-Hay personas que muchas veces piensan que es la única manera de conseguir trabajo pero después se dan cuenta que los están abusando,

¿Por qué no hablan sobre lo que están viviendo?
-EDUARDO: Muchas de las víctimas que nosotros vemos son adolescentes con características que claras de ser vulnerables. Chicos que han tenido un pasado abusivo, sea físico, emocional o sexual. Otras personas se los advierte vulnerables también porque son inmigrantes, especialmente los que son indocumentados. Los traficantes toman nota de eso y usan esas vulnerabilidades para su beneficio. Muchas veces, hacer sentir a sus víctimas que están enamorados de ellos, pero no es la realidad para nada. Eso también hace que la víctima se sienta culpable, piensan que no pueden hablar con una persona de confianza para reportar lo que está pasando.
-También es como un tabú, muchos no reportan porque temen que la sociedad lo verá como prostitutas y que pueden ser arrestados.
-EDUARDO: Ese es la importancia de educarnos, porque hay varias protecciones para las víctimas que ya han sido tratados por la legislatura de Connecticut.
-¿A propósito, qué están haciendo las autoridades para proteger a nuestras comunidades?
-TAMMY: Hay mucha comunicación entre nuestra organización con la Policía. El Departamento de Familias y Niños (DCF) es el centro, ellos se encargan de todos los casos donde están involucrados niños. Nosotros trabajamos con las organizaciones locales de justica pero también con la oficina del Abogado del estado, quien trabaja con el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional. Entonces, mediante la Ley se están persiguiendo estos casos, haciendo arrestos y sacando a las víctimas de las calles. Pero muchas personas todavía tienen miedo de la Policía, entonces es ahí donde entramos nosotros, tratando de ayudar especialmente a los niños.
-¿Qué piensan de la percepción de la sociedad sobre este asunto?
-EDUARDO: La sociedad está en contra del tráfico humano, pero hay poca información al respecto, y es por eso que no saben que esto está pasando muy frecuentemente. Muchas personas piensan que solo pasa afuera de los EEUU, pero no saben que el 95% de los casos que llegan al Departamento son de situaciones locales.
-¿Nos podrían hablar de la propaganda “Child Human Trafficking” que están promocionando?
-EDUARDO: Los flyers son para educar a la comunidad y también tenemos uno específicamente para las escuelas. Nuestros niños, nos dicen que les gusta aprender más sobre este asunto antes de que les pudiera pasar algo a ellos.
-TAMMY: Hay legislación que pide como un requisito para que todas las escuelas sea entrenadas en cómo tratar estos casos de tráfico humano. Se está poniendo más común, pero algunas escuelas todavía no están aceptando los entrenamientos. Pero lo más importante es comunicar a nuestros niños de estos peligros, por su seguridad.
-¿A dónde se puede llamar cuando se sospecha que hay tráfico de órganos, sexo, esclavitud?
-TAMMY: Si tú piensas que un niño o adulto está en inmediato peligro de ser traficado, llama al 911. Si tienes un niño que piensas que está involucrado en el tráfico de humano, ahí es donde queremos que llames a DCF, nuestro número es 1-800-842-2288. También hay un número nacional, ese es el número que damos a nuestros niños, en Connecticut y alrededor del país; es muy importante porque ahí te ayudarán no importando dónde estén en el país. El número es 1-888-373-7888.

Maricarmen Cajahuaringa

Video completo de la entrevista:

https://www.facebook.com/IdentidadLatinaRadio/videos/384260468987980/
Maricarmen Cajahuaringa
Maricarmen@identidadlatina.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor