Superpoblación, preocupación mundial

“Se han comenzado a tomar medidas y muchos países están contemplando medidas, hay muchos problemas pero la expansión de la población, la cual es la raíz de todos los demás problemas es la más urgente. Si esto no se hace imperiosamente y por todos los medios disponibles, la selección natural se encargará del asunto por nosotros, a través del hambre o hambruna, las enfermedades, el genocidio, las guerras, los desastres naturales. El precio a pagar será grande y puede exceder lo que puede soportar la humanidad. Aquellos que se oponen al control de la natalidad cualquiera sean su motivo, deberían de reflexionar en las dramáticas consecuencia a largo plazo de su militancia”.

Christian de Duve*


Sí estudiamos el pasado entenderíamos el presente y qué nos aguarda para el futuro el Planeta Tierra. Si dejamos que la naturaleza humana siga el mismo camino, nuestra situación dentro de 20 ó 30 años empeorará dramáticamente.

La humanidad, por su tradición arraigada de reproducirse, ha llevado casi a quintuplicar la población mundial en solo 100 años; de 1,500 millones a 6,500 millones de habitantes. De continuar esa tendencia llegaremos en pocos años a 9,000 o 10,000 millones de seres humanos. A fín de asegurarnos la supervivencia invadiremos o reclamaremos tierras vírgenes para sembrar, criar ganado, viviendas, etc. esto amenazará la biodiversidad, trayendo grandes problemas a la medicina (pérdidas de árboles, plantas, aves, se destruirán muchos ecosistemas). Con ese crecimiento habremos restado los océanos, lagos, ríos, poniendo en peligro la supervivencia de muchas especies.

Las compañías tratarán de esforzarse para crear más plantas de energía, transportes, puentes, puertos, autopistas, etc. No olvidar hospitales, escuelas, desagües, equipos electrónicos, computadoras, y sobre todo el gran problema será la falta de agua. Para poder satisfacer nos habremos agotado casi todo el carbón, el petróleo, y otras fuentes de energía y habremos contaminado casi todo.

No soy pesimista, no hay nada inesperado, todo puede suceder de continuar los humanos multiplicándose de la manera que lo hacen. Estamos reduciendo nuestro hábitat y por ende, el de las aves, plantas, árboles y de muchos animales, peces. El espacio habitable de la Tierra es limitado, llegará un momento que será incapaz de acomodar a la humanidad. No creo que en 30 o 40 años estemos preparados para habitar la luna o cualquier otro planeta.

Algunos países han comenzado a darse cuenta de la situación, a tomar conciencia de este crecimiento desenfrenado. China impuso medidas para controlar los nacimientos, lo que le ha permitido desarrollarse y tener una convivencia más organizada. Los Estados Unidos desde hace años que viene ofreciendo los medios para su control de natalidad infantil. Países como Cuba, España, el Distrito Federal en México y la reciente despenalización del aborto en Uruguay son algunos ejemplos de que se está trabajando en el tema. La preocupación aún es enorme y seria.

Ester Bellefleur (abys39@yahoo.com)


*Christian de Duve es fundador de Instituto Internacional de Patología Celular y Molecular de Bélgica. Premio Nobel 1974

Ester Bellefleur
abys39@yahoo.com

Acerca del Autor