Se presenta “La Edad de la Inocencia” en Hartford Stage. Escribe: Bessy Reyna

De izq. a derecha: Andrew Veenstra (Newland Archer), Helen Cespedes (May Welland), Darrie Lawrence (Mrs Mingott) y Deirdre Madigan (Mrs. Welland). -Foto de T. Charles Erickson / Cortesía de Hartford Stage)

El muy anunciado estreno de la obra teatral “The Age of Innocence” (La Edad de la Inocencia) acaba de iniciarse en Hartford Stage, con un elenco de actores de primera calidad.

En el número anterior de LatinArte News escribimos sobre la famosa escritora Norteamericana, Edith Wharton (1862-1937), autora de la novela en que se basa esta adaptación realizada por el dramaturgo y guionista de cine, DouglasMcGrath cuyas obras incluyen las películas Emma, y Bullets Over Broadway, entre otras. La producción de Hartford Stage es parte de una colaboración con McCarter Theatre Center, donde se originó y desarrolló esta versión.

Es fácil ver cómo esta novela que ha sido adaptada al cine en varias versiones, fue ahora considerada para ser adaptada al teatro. Esta obra le brinda la oportunidad al equipo técnico y artístico de cualquier grupo teatral, a lucirse con un derroche de elegancia de escenografía y el vestuario elegante de fin de siglo, con las que se visten los personajes.

Hartford Stage es un teatro sin "telón", lo que significa que el público, al momento de entrar a la sala, logra casi entrar al escenario y sentirse como parte de la obra. En el caso de “The Age of Innocence” nos encontramos frente a un escenario diseñado por John Lee Beatty, el que pareciera una gran jaula de hierro que mantiene a los personajes aprehendidos dentro de la misma. Esta hermosa jaula es significativa del estado emocional de los personajes principales: La joven May, interpretada por Helen Céspedes (a la cual entrevistamos en el número anterior de LatinArte News) es una ingenua que sólo piensa en casarse con el atractivo aristócrata, Newland Archer (el actor Andrew Veenstra), su prometido. Sin embargo, la llegada de su prima, la atractiva Condesa Ellen Olenska (interpretada por la hermosa actriz Sierra Boggess), quien acaba de abandonar a su marido, inicia un triangulo amoroso donde Newland casi de inmediato se enamora de la condesa y lo obligará a tomar una decisión que afectará el resto de su vida. La tragedia de sus sentimientos encontrados está basada en la rigidez de las reglas de conducta, en que la clase adinerada y círculo social a la que este grupo pertenecen. Una vez anunciado un compromiso de matrimonio, los jóvenes no pueden romperlo. En el caso de Newland aún menos por unirse a Ellen, quien no solo es una mujer casada, si no además de la misma familia de su prometida.

Si la trama nos recuerda una telenovela de las que pasan por Telemundo, es porque la obra pareciera una telenovela. Ni el suntuoso vestuario diseñado por Linda Cho, cuyo trabajo hemos podido admirar en producciones anteriores; ni la bien utilizada iluminación creada por Ben Stanton, la que ayuda a situar a los personajes dentro de un escenario casi vacío de muebles; ni la música original, de Mark Bennett, interpretada por el pianista Yan Li, logran hacernos sentir en ningún momento, la atracción sexual que existe entre Newland y Ellen, o la tensión entre él y su prometida May, la que él trata como si solo fuera una muñeca de adorno.

Si bien es cierto que los actores representan físicamente a estos personajes imaginarios, ni el diálogo a veces tan simple, ni el modo como se utiliza el escenario, tan fragmentado, le brindan suficiente material para lucir sus talentos. También me llamó la atención que la mayoría de los personajes utilizan la misma ropa a pesar de que las escenas ocurren en diferentes lugares y meses. Tal vez porque la trama está narrada por el personaje de The Old Gentleman, interpretado por Boyd Gaines, quien es en realidad Newland, ya en su vejez, y quien recuerda lo ocurrido, incluyendo su matrimonio con May, y los hijos que ambos tuvieron.

La época "de oro” o “época dorada" durante la que se desarrolla la trama existió en los años 1870s entre el inicio de la Guerra Civil y la primera Guerra Mundial. Fue llamada así por el escritor Mark Twain, en su novela The Gilded Age (1873) en la que él se burla de los excesos de una sociedad de clase alta, millonaria, cuya vida social marcaba su condición como persona, y hasta en qué lugares podían ir de vacaciones, y es, dentro de estas normas que se desarrolla la trama de “The Age of Innocence”.  Wharton, quien creció dentro de esta clase social, logró documentar y criticar sus valores en las muchas novelas que escribió.

Con la publicación de “The Age of Innocence” en el 1920, Wharton se convirtió en la primera mujer que recibió el premio Pulitzer de Literatura en 1921. La popularidad de la novela es aun prevalente, cuando un grupo teatral como Hartford Stage, considera su trama lo suficientemente interesante como para hacer un gasto como el que requiere esta producción, la que cuenta con un elenco de 14 actores y un músico, y lujoso vestuario de la época.

Los que han leído la novela de Wharton saben cómo termina el conflicto. Los que no, pasarán un buen rato disfrutando de una producción sin mayor relevancia al mundo en el que la mayoría de las personas vivimos.

Dirigida por Doug Hughes, quien ha recibido numerosos premios teatrales, la obra se presenta hasta el 6 de Mayo en Hartford Stage, 50 Church St, Hartford. Para mayor información llamen al 860-527-5151 o visiten www.hartfordstage.org

* Bessy Reyna, es miembro de CT Critics’ Circle, la Asociación de Críticos Teatrales de Connecticut.
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor