Santos y Chávez dieron el primer paso en el largo camino al pleno restablecimiento

Bogotá, 11 ago (EFE).- Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Hugo Chávez, han dado con su acercamiento un primer paso hacia el restablecimiento pleno de las relaciones entre sus países, un proceso largo que requerirá esfuerzos de ambos lados, dijeron hoy analistas, políticos y empresarios.
La decisión de Chávez y Santos de "pasar página", anunciada este martes tras su crucial reunión en la ciudad colombiana de Santa Marta, es un paso gigantesco, coincidieron hoy autoridades de ambos países, que también alertaron de que ahora viene lo más difícil: pasar de las declaraciones de buena voluntad a los hechos concretos.
"Estoy contenta, fue una muy buena reunión (la de Santos y Chávez), se hablaron muy francamente de las diferencias, pero también es cierto que hay mucho trabajo por hacer", sostuvo la canciller colombiana, María Ángela Holguín, en entrevistas con varias emisoras locales.
A su juicio, lo que está en juego a partir de ahora es forjar una relación bilateral basada en "el respeto del uno hacia el otro", para "construir algo sin insultos, sin ofender".
Holguín viajará a Caracas el próximo 20 de agosto para empezar a dar forma junto con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, a las cinco comisiones bilaterales cuya creación se acordó el martes, en línea con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales.
Santos y Chávez acordaron en Santa Marta restablecer esas relaciones, congeladas desde agosto de 2009 y rotas por decisión del mandatario venezolano el pasado 22 de julio, que respondió así a las denuncias del Gobierno del ahora ex presidente colombiano Álvaro Uribe sobre la presunta presencia de guerrilleros en Venezuela.
También prometieron trabajar de forma conjunta para evitar la presencia de grupos armados ilegales en la frontera común y Chávez reiteró que no permite ni permitirá la presencia de la guerrilla en Venezuela, al pedirle a Santos que no deje que "los chismes" e "informes" de otros los pongan a "pelear" de nuevo.
"Ahora comienza un proceso que será lento y que irá al ritmo al que se programen las reuniones, pero que parece estar asentado en cimientos firmes. Estos se apoyan en la voluntad de los presidentes de confiar el uno en el otro", dice hoy el editorial del diario colombiano El Tiempo, el de mayor tirada en el país.
En el mismo sentido se pronunció el ex presidente Ernesto Samper (1994-1998), quien dijo a la emisora La W que desea que "esta reconciliación" con Venezuela "sea para siempre", al apuntar que Santos "es mucho más flexible a los cambios y a la negociación" que Uribe, su antecesor.
El Gobierno de Uribe llevó hace tres semanas ante la Organización de Estados Americanos (OEA) las supuestas pruebas de la presencia guerrillera en el país vecino y el abogado del ahora ex mandatario presentó sendas denuncias contra Chávez, ante la Corte Penal Internacional, y Venezuela, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por violaciones de esos derechos.
Para el alcalde de Caracas y opositor a Chávez, Antonio Ledezma, que habló con varias radios colombianas, la mejora en la relación "tormentosa" entre los dos países dependerá mucho de "la conducta de ambos mandatarios", en especial del presidente venezolano, del que dijo que "va y viene".
"La velocidad con la cual Santos y Chávez decidieron reunirse constituye una apuesta arriesgada. No inician el diálogo sobre una página en blanco, sino una historia de agravios mutuos considerables", subrayó al respecto la analista política Arlene B. Tickner en una columna que publica hoy el diario El Espectador.
Además, comenta que las "presiones" de los mandatarios de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Argentina, Cristina Fernández, así como del secretario general de la Unasur, Néstor Kirchner, y del ex presidente cubano Fidel Castro "para que Chávez limara tensiones con Bogotá ayudaron a suavizar su discurso".
Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras, la principal organización patronal de Venezuela, pidió por su parte a través de Caracol Radio que la relación bilateral deje de estar sujeta "a los vaivenes de uno u otro gobernante" y que se elimine "la diplomacia de micrófono".
Empresarios de uno y otro lado de la frontera resaltaron hoy la importancia de relanzar cuanto antes el comercio bilateral, pero a sabiendas de que los niveles de 2008, cuando las ventas colombianas a Venezuela llegaron a 6.000 millones de dólares, tardarán en regresar.
Para la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex) de Colombia, la prioridad es que Venezuela comience a pagar la deuda acumulada de unos 800 millones de dólares con los empresarios, tal como explicó a varias emisoras el presidente de esa entidad, Javier Díaz.

Acerca del Autor