Santana y Los Lonely Boys: el Rock vive en Connecticut

Los enamorados de la música rock tuvieron la oportunidad de ver y escuchar el talento de Carlos Santana y Los Lonely Boys el 20 de septiembre en el Mohegan Sun Arena y el 22 en el Chevrolet Theatre de Wallingford. Los dos shows fueron un buen ejemplo de la fuerza del rock y la cantidad de sus seguidores. También fue un ejemplo de que los sonidos de la música latina tienen un gran nivel y varios estilos. El Salvador Santana Band, la que que hace rock, reggaetón y hip/hop fue la primera en tocar. Salvador es el hijo de Carlos y la tradición continúa con él.

Después de ellos, Los Lonely Boys con su gran estilo de “texican rock n roll” que usa una varidad de sonidos incluyendo el latino y country, empezaron su parte. Su primera canción fue “Oye Mamacita” de su nuevo disco que lanzó este verano –Sacred-. Henry, JoJo y Ringo tocaban todos sus instrumentos entre las guitarras electrónicas, bajo y percusión. Siguieron con “Roses”, una canción muy pegada que sacudió a la audiencia. Ellos cantaron también “My Way” y “I Never Met A Women”, con un estilo único que combinan sus raíces mexicanas y su crecimiento en este país, cantan en inglés y español. Su último tema fue su gran éxito “Heaven” y ya nadie quedó sentado. Fue una buena apertura para la llegada de Carlos Santana, a quien lo respetan y admiran. Agradecieron a todos por venir que sin el publico no9 estarian donde estan ahora.

Carlos Santana, empezó su dos horas de show -con un local repleto- con dos canciones instrumentales. A la gente le gustó porque estaban esperando para ver y escuchar a la leyenda, al gran maestro de la guitarra. Durante estas canciones Carlos demostró su habilidad y su talento incomparables. Su próxima canción fue dedicada a todas las mujeres, las esposas, hermanas y niñas, fue Africa Bamba, con letras en español. Los músicos que acompañan a Carlos son de los mejores en la industria. Dentro de los 10 músicos está Andy Vargas, líder en vocales, 3 percusionistas y 3 con instrumentos de viento. Su show fue un balance perfecto de vocales y los instrumentales, lo que demostró los dos lados de Carlos, su rock pero también la música latina.

Sus canciones en vivo son muy cercanas al estilo Latino y se puede sentir el sabor latino con trompetas y congas. La primera canción que enloqueció a la audiencia fue “María, María”. Empezó con una gran introducción de guitarra y hasta Andy le dijo al público, “Están listos para gozar con la música de Carlos Santana?!” Fue durante esa canción que el público subió a sus asientos para bailar y cantar junto a él.

Después continuó con una canción con ritmo latino de su álbum, “Shaman”, que se llama “Foo Foo” y continuó con un instrumental “Victory is Won”. La gente latina que estaba presente desbordó en alegría, cuando interpretó el tema que ganó el primer Latin Grammy como Grabación del Año, “Corazón Espinado”. Un tema muy animado con ritmos caribeños de su nuevo disco fue “I Am Somebody”, acerca de la importancia de cada persona y la diferencia que cada uno puede hacer. Después hizo con su hijo Salvador que toca los teclados y Henry de Los Lonely Boys, otro de sus grandes éxitos “Black Magic Woman”. Su última canción fue uno de sus himnos “Oye Como Va”, la que movió a toda la audencia con sus ritmos latinos y el inconfundible sonido de Carlos.

La gente que se sentó después de este tema necesitó subir otra vez a sus asientos, porque cuando empezó la parte final de la noche tocó otro eéito mundial,“Smooth”. Esta versión hizo que la gente pidiera mas y Santana los complació con “Dame Tu Amor” de su álbum “All That I Am”. Sus últimas palabras fueron muy inspiradoras hacia el público: “Tu y yo podemos ser los co-creadores de la diversión, el amor, la paz, la bondad y la compasión. Tenemos que crea un amor universal” dijo.

La presentación de Carlos Santana fue un gran tributo a su legendaria carrera y a la fuerza de su música, la que el siente y muchos sentimos. No hay nadie como Carlos, su talento, su espíritu, su presencia y su gran corazón son únicos. Su show celebró el amor a la musica latina y a la vida.

Avatar
Acerca del Autor