Salman Rushdie estuvo en Hartford y Elogió a García Márquez (Julio 1-15)

Salman Rushdie, autor de varias novelas y ensayos, es uno de los escritores mas famosos a nivel mundial. Esta fama él no se la buscó. Le llegó de sorpresa en 1988, cuando el gobierno de Irán, bajo el regimen religioso fundamentalista del Ayatollah Khomeini, le impuso una “fatwa”, un edicto religioso pidiendo a sus seguidores que asesinaran a Rushdie. Este acto casi increible resultó porque Rushdie escribió la novela The Satanic Verses, la que fue considerada por el Ayatollah como una falta de respeto a la religión Musulmana y a su profeta. Como resultado de la “fatwa” muchos países se vieron sumidos en actos de violencia, sobre todo en Asia y en Europa. El libro fue prohibido en India y Sur Africa. La “fatwa” no persiguió solo a Rushdie, sino que fue extendida a la casa editorial que publicó la novela y a los traductores. Debido a esto, Rushie se vió obligado a vivir escondido por casi una década, sin casi poder participar en actos públicos relacionados con su profesión y sin poder estar con su familia. El botín que podría ganarse quien lo asesinara fue de mas de 1 millón de dólares. Nacido en 1947, Rushie de ciudadania India-Británica, recibió el prestigioso premio literario Booker por su novela Midnight’s Children, publicada en 1981. Recientemente fue galardonado por la reina Isabel II con el título honorario de “Caballero”, en reconocimiento de sus contribuciones literarias. Rushdie visitó Hartford en Junio pasado, invitado por la organización CT Forum y la Librería de R.J. Julia, ubicada en Madison. El motivo de su visita fue promover su última novela “The Enchantress of Florence”. La idea del libro recién publicado está basada en una experiencia de Rushdie cuando era estudiante universitario en Florencia y ocurrió un desborde del rio Arno que destruyó importantes reliquias culturales y artísticas. Rushdie, que entonces solo tenia 22 años, participó en el rescate de estas importantes obras. Como buen escritor, utilizó esa experiencia y posterioremnet la transformó en su mas reciente novela. El programa con la participación del escritor se efectuó en el Auditorium de la compañía de Seguros The Hartford. La conocida periodista de radio y television Diane Smith sirvió como anfitriona y entrevistó a Rushdie. Durante la conversación, él demostró tener un gran sentido del humor, sobre todo para una persona que pasó años escondido y protegido por la policía Inglesa para salvar su vida. Su gran erudición quedó también en claro cuando conversaba sobre la historia de Italia en general, y Florencia en particular, y sobre varias escuelas literarias. Durante la entrevista Rushdie admitió que uno de sus escritores favoritos es Gabriel García Márquez. Fue éste el que le sirvió de estímulo a Rushdie cuando era un escritor que apenas empezaba su carrera. Su obra se ha clasificado también como parte del “realismo mágico”, tan importante en la literatura Latino-Americana. Tal vez la horrible experiencia que pasó durante diez años, y la incertidumbre que llenaban sus días, ambas creadas por un fundamentalismo religioso que iba de la mano con el terrorismo, fue la experiencia que lo convirtió en alguien sin cobardías. Ahora es un vocero, que utiliza todas las oportunidades que puede, para tratar de alertarnos sobre del peligro de los regímenes totalitarios y fundamentalistas religiosos; los que tratan de imponer a todos un solo punto de vista, el que obliga a los ciudadanos a aceptarlos o a tener que abandonar el país. Rushdie nos advierte también sobre del peligro que corremos cuando al luchar contra el terrorismo, empezamos a utilizar las mismas tácticas de nuestros enemigos. Esto es un gran peligro, particularmente en los Estados Unidos, como lo hemos visto con la implementación de leyes represivas como las incluidas en el “Patriot Act”. Gracias a esta ley, se le ha permitido al presidente Bush y a su gabinete, a que mantengan a prisioneros sin ser llevados a juicio por mucho tiempo y también el espiar y escuchar conversaciones de cualquier persona que ellos piensen son “sospechosos” de pertenecer a un grupo radical. En una presentación ante el grupo PEN de escritores Rushdie dijo que “Los libros que leemos, los almacenes donde compramos, los libros que sacamos de bibliotecas y de universidades, lo que pensamos, debe ser algo que hacemos sin tener que preocuparnos porque el gobierno puede clasificarnos como subversivos y obligarnos a vivir en un estado controlado por la “policía del pensamiento”. Según Rushdie, vivir así no es aceptable en una sociedad libre. Es muy triste ver cómo los derechos constitucionales están siendo eliminados bajo la excusa de luchar contra el terrorismo. Los que amamos la literatura tenemos pocas oportunidades en Connecticut de escuchar a escritores del calibre y la importancia de Rushdie, particularmente desde que dejó de celebrarse la Conferencia de Escritores National Writers Workshop, que era organizada y patrocinada por el periódico The Hartford Courant con el apoyo del Instituto de Periodistas Poynter. Vale la pena notar la gran paciencia que demostró Salman Rushdie, ya que después de terminada la entrevista, pasó largo tiempo autografiando libros para cada uno de los muchos admiradores que asistieron a este gran evento cultural. Para mi, que soy admiradora de su obra literaria por tanto tiempo, fue un verdadero honor conocerlo y escucharlo. Su nueva novela, estoy segura, me traerá igual satisfacción que los libros que he leido hasta ahora, y los cuentos que ha publicado en varias revistas entre ellas New Yorker, una de mis favoritas.

Acerca del Autor