Rousseff dice que Brasil puede ser un “socio importantísimo” de Estados Unidos

Río de Janeiro, 17 mar (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, considera que Brasil, por su potencial y el papel que está asumiendo internacionalmente, puede ser un "socio importantísimo" de los Estados Unidos, a cuyo presidente, Barack Obama, recibirá el próximo sábado en Brasilia.
Rousseff, en una entrevista publicada hoy por el diario Valor, dijo que lo que ambos países esperan de la visita de Obama es "la progresiva conciencia de que Brasil es un país que asumió su papel internacional y que puede, por sus vínculos históricos con EE.UU. y por compartir la misma región, ser un socio importantísimo".
La presidenta brasileña aclaró que los dos países pueden construir esa asociación estratégica, pero que lo importante es la concienciación de esa posibilidad y de que Brasil asumió una condición diferente a nivel mundial.
"Nosotros no somos más un país de la época de la 'Alianza para el Progreso', un país que necesita de ese tipo de ayuda. No quiero decir que la 'Alianza para el Progreso' no haya tenido sus méritos, sino que Brasil ya no es más eso", dijo.
"Brasil es un país que Estados Unidos tienen que mirar de forma muy circunstanciada", agregó.
Según Rousseff, Estados Unidos tiene que mirar ahora a Brasil como un país con una importante reserva petrolera, que no tiene guerras, que no tiene conflictos étnicos, que respeta los contratos y que tiene principios democráticos muy claros y una forma de ver el mundo muy generosa y pacífica.
Voceros de ambos países han dicho que el principal asunto en la reunión que Rousseff tendrá con Obama el sábado es el económico y comercial, ante la posibilidad de aumentar el comercio y las inversiones bilaterales, y ante el interés estadounidense en abastecerse con parte de las gigantescas reservas petroleras que Brasil descubrió en aguas muy profundas del océano Atlántico.
La presidenta brasileña adelantó que una de las propuestas concretas que le propondrá a Obama será una asociación estratégica en el área de satélites.
La gobernante aclaró que Brasil es un país que tiene actualmente una "oportunidad única" por poder abastecer al mundo de petróleo, biocombustibles, energía, minerales y alimentos, pero que no quiere apenas exportar materias primas sino productos de valor agregado y que por eso necesita de asociaciones estratégicas con otros países.
Citó la posible asociación estratégica con Estados Unidos en el área de satélites, "especialmente para la evaluación del clima", así como asociaciones en otras áreas".
Igualmente mencionó su interés de un acuerdo que permita que profesionales brasileños en diferentes áreas se especialicen en las mejores universidades estadounidenses.
"Considero fundamental que Brasil apueste en la formación en el exterior. Todos los países que dieron un salto apostaron en la formación de profesionales en el exterior. Queremos eso en las ciencias exactas, es decir en matemática, química, física, biología e ingenierías", dijo.
"Queremos una asociación con el Gobierno estadounidense que nos garantice cupos en las mejores escuelas. Nosotros concederemos las becas. Vamos a intentar eso no apenas con Estados Unidos y de forma sistemática", afirmó.

Acerca del Autor