Rocío Chang y su pasión por el cuidado de los niños y la familia

Rocío Chang-Angulo nació en Perú y reside actualmente en West Hartford, Connecticut. Es Profesora Asistente en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Connecticut, Escuela de Medicina. Ha trabajado en el sistema de justicia criminal y centros para pacientes externos con mujeres, niños, adolescentes y familias que han experimentado múltiples eventos traumáticos. Tiene un Asociado en Artes Liberales, una Licenciatura en Neurociencia y su Maestría y Doctorado en Psicología Clínica. Rocío tiene una pasión por el cuidado de los niños traumatizados con el objetivo de que se puedan integrar mejor en sus familias, el entorno escolar y las comunidades.

 

Rocío, ¿Cómo empieza tu historia en los Estados Unidos?

-Mi historia empieza en los Estados Unidos a los 18 años, llegué con una hermana y una prima. Desde que tuve uso de razón supe que iba a tener una profesión, fue algo que mis padres siempre me inculcaron y vine con ese sueño, el de completar una carrera. No fue fácil, hubo muchos tropiezos y obstáculos en el camino. Tuve que reconocer que el inglés es una pieza clave en este país y lo que aprendí en mi país, no era suficiente. Tuve muchos trabajos, el primero fue en Burger King. Luego trabajé como enfermera asistente en un asilo de ancianos, fue muy difícil pero al mismo tiempo me abrió la perspectiva de ver las cosas.

-¿Cómo hiciste para pagar tus estudios?

-Empecé ahorrando todo el dinero que podía para poder ir al Colegio me gradué en Capital Community College. Luego fui a Trinity college para los últimos 4 años de estudio, finalmente me gradué con un Mayor en Ciencias Neurológicas. Luego intenté entrar  a una escuela de graduados, apliqué a varias y me aceptó la Universidad de Hartford para hacer Psicología Clínica. Una carrera larga y bonita, no lo hubiese podido hacer sin el apoyo de muchas personas.

-¿Y ahora qué es lo que estás haciendo?

-Soy profesora asistente en la Universidad de Connecticut en el Centro de salud, me desempeño como psicóloga e investigadora. Trabajo con muchos colegas que son psiquiatras y hacemos mucho servicio a la comunidad, mucha educación sobre la salud mental y cómo podemos evitar estos males. Mi enfoque es en trauma de desarrollo y su complejidad, quiero ayudar a nuestra comunidad a prevenir pero también a tratar, cuando ya las personas han pasado por situaciones muy difíciles y traumáticas.

-¿Hay algún caso específico que nos puedas contar?

-Por razones de confidencialidad no puedo contar específicamente un caso, pero si en términos generales. Cuando hay abuso sexual, dependiendo de qué tan temprano ocurra no hay realmente un memorial verbal. Estamos hablando de niños de un año o dos, lamentablemente hasta bebes. Pero realmente nuestro cuerpo nunca se olvida de lo que pasó. Hay distintas formas de responder a lo que pasó y es así como muchas veces las personas pueden darse cuenta de distintas sensaciones que son muy incómodas. Trato de ayudar a sobrellevar los síntomas que tienen y luego superar lo que pasó.

-¿En caso de violaciones, las personas pueden recuperarse mentalmente?

-Si, y esto es gracias a los avances tecnológicos, lo que sabemos es que nuestro cerebro tiene esta plasticidad, antes no lo sabíamos. Entonces nuestro cerebro es como un músculo y mientras más lo ejercitas mucho mejor nos va. Es como ir al gimnasio, así como vas todo los días para verte en forma lo mismo con el cerebro, mientras más nos cuidemos ya sea con grupos de apoyo, yendo a la iglesia, yendo a terapistas o leyendo libros, hay muchas maneras de hacerlo.

-¿Cuál es la mejor forma para saber qué hacer con un trauma escondido?

-Aquí estamos hablando en términos generales y cada persona es muy diferente, por lo cual tal vez no funcione a todos. Por lo general, la manera en la que yo trabajo es que ayudo a la persona a que puedan entender qué es lo que está pasando, antes durante y después de esa inseguridad y duda sobre lo que está pensando. Lo que necesitamos entender es, qué es lo que realmente está disparando el gatillo, qué es lo que le hace pensar a esta persona que algo no está bien.

-¿Qué les dirías a los soldados que viene de las guerras y tienen traumas?

-Primero que nada muchas gracias por su servicio, porque es un sacrificio increíble en que los soldados se comprometen a hacer. Y también de forma general es recomendable que se busque ayuda para antes que vayan a la zona de guerra y después. También tienen que tener el apoyo de la familia, a pesar de que ellos no están en el campo de guerra, viven en ellos porque están día a día preocupados por este integrante de la familia. El Army en los EEUU tiene bastante programas psicológicos, uno de ellos se llama Psicología Positiva y lo que ayuda es a entrenar a las personas, a saber de que nosotros y nuestra salud mental es importante, un 60% de esta ya está formada mientras crecemos, por nuestro genes que ya tenemos; pero el 40% todavía lo podemos trabajar y ser más optimistas y positivos en nuestro día a día.

Adelia Santa Cruz y Marlyn Miranda
Marlyn Miranda
news@identidadlatina.com
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor

El presidente que terminó DACA ahora amenaza al “Dream Act” con drásticas medidas

Revocación de DACA: Es tiempo de presionar el Congreso

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

INMIGRACIÓN: un cubano se salva por ahora de la deportación

Trump respalda reducir a la mitad la inmigración legal en EE.UU

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Kris Kobach, anti-inmigrante y todavía con poder en los EEUU

INMIGRACIÓN: Ley de Confianza de Illinois, modelo para política pro inmigrante en EEUU

El ‘delito’ de hablar Español en un país de inmigrantes

Clima

octubre 20, 2017, 6:27 am
Despejado
Despejado
9°C
sensación térmica: 11°C
presión: 1020 mb
humedad: 92%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 7:09 am
puesta de sol: 6:01 pm