RESEÑA DE TEATRO: “The Engament Party” en Hartford Stage. Escribe: Bessy Reyna

Miembros del elenco de la obra “The Engagement Party”. (Foto cortesía de Hartford Stage)

Quién se imaginaría que una fiesta para celebrar el compromiso matrimonial de una pareja de jóvenes muy adinerados y atractivos, se convertiría en un drama que cambiaría la vida de los novios, sus padres y sus amigos más íntimos; pero esto es exactamente lo que va ocurriendo durante el transcurso de esta interesante obra contemporánea escrita por el dramaturgo Samuel Baum y la que se presenta en estreno mundial en Hartford Stage, en Hartford, Connecticut.

Baum es un autor de libretos de televisión y teatro y su libreto The Wizard of Lies, fue producido por HBO basado en la vida de Bernie Madoff, quien robó millones de dólares de sus clientes. Baum confiesa, que él siempre se ha interesado por el efecto que tienen las "mentiras" en las relaciones interpersonales. Buscando comprender cómo las mentiras y los secretos, pueden hacer caer repentinamente lo que ha sido construido basado en falsedades.

Y esto es precisamente, la temática que nos presenta en esta interesante obra teatral, dirigida por Darko Tresnjak, quien desde hace ocho años ha servido de director artístico de Hartford Stage y quien utiliza todas las áreas del escenario para que los actores logren lucirse y que el público pueda verlos, no importa en qué área del teatro estén sentados. Pero nada menos puede esperarse de Tresnjak, cuyas obras A Gentleman's Guide to Love and Murder, y Anastasia (2016), también dirigidas por él, han tenido gran éxito al ser llevadas a escenarios en Nueva York. Esta última recibiendo gran aceptación en su gira mundial presentándose en México, España y Alemania, entre otros países.

En el caso de The Engagement Party, Lo primero que notamos cuando empieza la obra es el impresionante escenario diseñado por Alexander Dodge, ganador de múltiples premios por sus diseños tan brillantes y creativos, y en The Engament Party, se luce al crear un apartamento de dos plantas, en la planta baja una cocina, un comedor y sala, y en la cual al utilizar un escenario que puede girar, nos encontramos con un recámara en la planta alta, cuyas paredes son de vidrio, permitiéndonos así poder ver las escenas tan importantes que se desarrollarán en esa área y que nos hace sentir que los personajes están como atrapados en un acuario.

La obra se desarrolla dentro de un apartamento ubicado en Park Avenue, en el Upper East Side, una de las áreas más aristocráticas y elegantes de Nueva York. Cada detalle de la escenografía y decoraciones son sumamente elegantes. Así también lo es el vestuario de la novia, un traje negro de un material que refleja la luz y la cual Joshua Pearson, quien diseño el vestuario hasta le incluyó zapatos del diseñador Christian Louboutin, con sus suelas rojas tan reconocibles. Hago notar este detalle para llamar la atención de cómo, cada aspecto de esta producción, ha sido creada con gran cuidado, prestándole atención hasta al color blanco del juego de las tazas de café, y la cafetera "French Press" que usan en la cocina también blanca.

La obra se inicia con los novios Katherine (Beth Riesgraf) y Josh (Zack Appelman) preparándose para recibir a los invitados. Mientras que Beth siempre vivió rodeada de lujos, su novio logró su fortuna pasando de ser un “waiter” (mozo) en un restaurante hasta ir trabajando en la Bolsa de Valores. La mesa está puesta elegantemente para lo que será una cena y en el bar hay botellas de vino que se consumen en bastante cantidad durante la obra.

Poco a poco van llegando los invitados. Los padres de Beth: Conrad (Richaed Bekins) y Gail (Mia Dillon), Haley (Anne Troup) la mejor amiga de la novia y su esposo Kai (Brian Lee Huyhn); Alan (Teddy Bergman), un profesor que regala su dinero a grupos de activistas comunitarios, y el último en llegar es Johnny (Brian Patrick Murphy), quien creció en el mismo barrio pobre que Josh, y el cual ha sido su amigo desde la niñez. El contraste entre Josh y Johnny es notable. Johnny es un tipo vulgar quien se presenta con una camisa de mangas cortas y flores, y cuyo lenguaje denota su falta de modales y educación. El dramaturgo Braum utiliza a estos dos personajes para hacernos ver como Johnny, quien es un soldado, nunca ha buscado ni fama ni dinero, mientras que Josh, quien es ahora millonario, usa una dicción y manerismos afectados, copiados de la clase alta a la que ahora pertenece.

El contraste de la posición económica de los novios y los padres de ella, comparados con la del joven matrimonio y de los amigos de Josh, forman parte de lo que durante la obra servirá de catalizador para derrumbar la fachada tan artificial de Josh y lo que en realidad él piensa de sus amistades. Y, todo esto porque el anillo de matrimonio que Josh le regala a Beth, que costó $300,000, se pierde en un momento en el que todos están sentados en la mesa y al derramarse un vaso de vino, corren a quitar el mantel y los platos.

Y es en este momento donde el dramaturgo utiliza el concepto de las mentiras y los secretos para irnos presentando el lado oscuro de la personalidad de estos ocho personajes y sus resentimientos. La madre de Beth quería que ella usara el anillo de su abuela, pero Beth rechazó la oferta prefiriendo al que su novio le regaló. Casi como en esas novelas de Agatha Christie, donde cada persona se vuelve sospechosa de haber cometido el crimen, así también Josh empieza a desconfiar de cada una de las personas que estaban en la mesa.

El matrimonio de Haley y Kai, Johnny y Alan son personas sin dinero y por lo tanto están en el primer lugar en la lista de sospechosos que va creando Josh. Mientras más tensión ocurre cuando todos están buscando el anillo por todos lados, hasta dentro de la unidad de calefacción en el piso, Y es así como mientras unos están en la sala, otros van a la cocina a buscar privacidad mientras empiezan a derramar secretos, diciendo algo de la relación con Josh. Por ejemplo, a Kai le hubiera servido el apoyo de Josh para conseguir un mejor trabajo, y le pide a Josh que este hable con Conrad, el padre de su novia, para que le sirva de referencia en un Hospital donde ella está buscando trabajo. Haley por su parte, le pidió al esposo que no hiciera eso ya que si gana o no el empleo debe ser por sus propios méritos.

La madeja de intrigas, mentiras y secretos que han sido guardados durante muchos años, se va desatando poco a poco de un modo tan real, que podíamos escuchar las exclamaciones de sorpresa por parte del público cuando se dejaban saber algunos de los secretos. Creo que una obra triunfa cuando el público, como lo hicieron en la tanda a la que yo asistí en Hartford Stage, está tan compenetrado con los personajes, que reacciona en voz alta, murmura, o aplaude según una escena los conmueva o los haga reir.

The Engagement Party nos hace confrontar hasta qué punto podemos confiar en nuestros "amigos" y hasta cuál punto podemos guardar secretos, los que al ser descubiertos destruirán para siempre esas relaciones.

Del elenco hay que hacer resaltar al actor Zack Appelman, de gran experiencia en teatro y televisión, quien en todo momento mantiene su identidad como Josh, pasando de ser un anfitrión educado y simpático, hasta convertirse en un desconfiado y sospechoso de sus amigos, tratando de descubrir cuál de ellos se robó el anillo. El actor Richard Bekins, es un veterano de teatro, cine y televisión, y es perfecto en el papel del padre de la novia, un hombre alto y distinguido pero quien es el que guarda el mayor secreto. El actor Brian Patrick Murphy en el papel de Johnny, es como una caja de Pandora, revelando secretos que Josh preferiría mantener guardados. El resto del elenco, la actriz Beth Riesgraf como Katherine, la novia no me pareció convincente, es como si ella estuviera actuando y mirándose actuar al mismo tiempo.

El resto del elenco: Mia Dillon como la madre, Brian Lee Hynth y Anne Troup como Kai y Haley, y Teddy Bergman como Alan, son los que tienen papeles secundarios y ayudaron a mantener la tensión que esta obra requiere.

Esta es una obra interesante en la que el dramaturgo Braum nos ofrece una variedad de temas que nos dan mucho que pensar, sobre todo cuando tratamos de analizar a profundidad lo que es en realidad la honestidad dentro del contexto de una amistad.

La obra dura 80 minutos sin intermedios y se presenta hasta el 3 de Febrero en Hartford Stage, en 50 Church St. Hartford, CT. Para mayor información sobre boletos y tandas visiten www.hartfordstage.org o llamen al 860-527-5151

* Bessy Reyna es miembro de CT Critics' Circle, la Asociación de Críticos Teatrales de Connecticut.

 
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor