RESEÑA DE TEATRO “Rear Window” en Hartford Stage

En el 1954, el famoso director de cine Alfred Hitchcock filmó la película Rear Window. Como las anteriores, esta película del maestro de suspenso fue muy popular. Pero tal vez, su éxito se debió a la fama de los populares  actores Grace Kelly y James Stewart, quienes tenían los papeles principales. Hasta los actores secundarios eran muy conocidos, entre ellos estaban Wendell Corey, Thelma Ritter y Raymond Burr. Con un elenco tan estelar, es fácil ver cómo la película se convirtió en un gran éxito de taquilla, alcanzando los 36 millones de dólares en ingresos. La película estaba basada en una adaptación de un cuento escrito por Cornel  Woolrich en la década de los 40. Rear Window recibió cuatro premios de la academia de cine, y fue considerada desde su estreno, como la mejor de las películas de Hitchcock. Ahora, el grupo teatral de Hartford Stage presenta una adaptación escrita por Keith Reddin y dirigida por Darko Tresnjak, el director artístico de Hartford Stage, no de la película, si no del cuento original.

Los problemas con esta producción  son varios, empezando porque pareciera que Hartford Stage contara con que la sola presencia del actor de cine y teatro Kevin Bacon, sería suficiente para que él llevara el peso de la trama. Lastimosamente Bacon en el papel Hal Jeffries, un escritor de historias de crímenes que  debido aparentemente a una paliza que le dio la policía y le rompieron la pierna, está ahora en una silla de ruedas o apoyado con muletas. El personaje de Jeffries está constantemente en escena pero Bacon no registra nada de emoción y dice casi todas sus líneas en el mismo tono.

Lo que salva esta producción de convertirse en un verdadero desastre, es la maravillosa escenografía, una de las mejores que se han visto en Connecticut, creada por Alexander Dodge. Antes de ir a teatro me puse a pensar cómo iban a demostrar el apartamento de Bacon, en el cual el personaje se pasa el día sentado en la ventana de atrás para ver al edificio de enfrente a esta. Nunca me imaginé que la escenografía de Dodge sería como un acto mágico donde paredes aparecen y desaparecen y un edificio cobra vida con los actores en las ventanas de cada uno de los apartamentos. Imágenes de la rutina que viven los inquilinos. Sin embargo hay un apartamento, el del matrimonio Thorwald, donde después de peleas diarias en el balcón, la esposa desaparece. El escritor está convencido que el marido la asesinó.

La mayoría de la trama está centrada en el personaje del escritor tratando de que el detective Boyne (el actor John Bedford Lloyd), quien lo conoce desde hace tiempo, le crea que el vecino ha cometido un crimen. Otro personaje importante en la obra es el joven Afro-Americano Sam (McKinley BelcherIII), admirador de las obras del escritor y quien viene a buscar trabajo como ayudante o sirviente de él. La producción utiliza además varias escenas filmadas proyectadas en la pared, como si fueran de una película de los años 40 o 50, para hacer ver el estado emocional del escritor. La música es también alta como sacada de esa época ya que la trama de la obra teatral se desarrolla en el 1947.

Me imagino que Hartford Stage ha invertido mucho dinero en esta producción y probablemente logren recuperar algo debido a la popularidad de Kevin Bacon, según la oficina de prensa del teatro, casi todas las tandas están vendidas por completo. Es una lástima que el público se anime a asistir a una obra simplemente porque un actor famoso tiene el papel principal y, ¡qué maravilla! podrán verlo en persona.

Considero que el problema con la obra teatral es que la mayoría del público asistente ya sabe lo que va a pasar al final. Hitchcock creó una gran tensión y suspenso en la película; el público no sabía si había ocurrido un crimen o eran cosas del escritor. Para los asistentes al teatro, los que en su mayoría probablemente han visto la película, no hay sorpresas, ya que ambos la película como el cuento en el que se basa la obra teatral, tienen la misma conclusión. Una producción teatral como la que ha creado Hartford Stage necesita de un actor que tenga una gran presencia escénica, algo que no logra Bacon en ningún momento. Esta es la segunda producción de esta temporada teatral. Ambas dejan mucho que desear sobre todo de un grupo teatral del prestigio de Hartford Stage.

La obra se presenta hasta el 15 de Noviembre, algunos boletos están a la venta los Lunes. Para mayor información llamen al 860-527-5151 o visiten www.hartfordstage.org. Hartord Stage está ubicado en 50 Church St, Hartford, Connecticut.

 

* Bessy Reyna es miembro de Connecticut Critics' Circle, la Asociacion de Criticos Teatrales de Connecticut.

 
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor

Revocación de DACA: Es tiempo de presionar el Congreso

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

INMIGRACIÓN: un cubano se salva por ahora de la deportación

Trump respalda reducir a la mitad la inmigración legal en EE.UU

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Kris Kobach, anti-inmigrante y todavía con poder en los EEUU

INMIGRACIÓN: Ley de Confianza de Illinois, modelo para política pro inmigrante en EEUU

El ‘delito’ de hablar Español en un país de inmigrantes

Tribunal de EE.UU. mantiene bloqueo al veto migratorio

Clima

septiembre 25, 2017, 6:22 pm
Más nubes que claros
Más nubes que claros
32°C
sensación térmica: 36°C
presión: 1020 mb
humedad: 51%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 6:41 am
puesta de sol: 6:42 pm