Recaudan alimentos para desplazados en West Hartford

La historia de los trabajadores de limpieza en Goodrich ilustra por qué las familias trabajadoras del Estado están luchando. Varias decenas de trabajadores y líderes comunitarios asistieron a una colecta de alimentos y manifestación el pasado miércoles, 6 de julio, para ayudar a las familias de ocho trabajadores de limpieza expulsados ​​de sus puestos de trabajo en la planta de Goodrich Corp. en West Hartford. Los trabajadores, quienes trabajaban bajo el contrato con Suburban Cleaning, alegan que quedaron desempleados luego de la contratación de la nueva compañía de limpieza, Jani-King de Hartford, quienes alegadamente, se negaron a contratar a los trabajadores de limpieza debido a su afiliación sindical. El National Labor Relations Board está investigando el caso, ya que es una violación de la ley federal  negarse a contratar a trabajadores por su afiliación sindical. Entre los que vinieron a apoyar a los trabajadores se encontraba el Pastor Kenric Prescott de la Unión de la Iglesia Bautista de Hartford, quien se mostró solidario con los trabajadores. 32BJ SEIU es el sindicato de servicios a propiedades más grande del país, con una matrícula de 120,000 afiliados en la Costa Este, incluyendo 4.500 en Connecticut.
* Informe de Maia Davis (MDavis@seiu32bj.org).
Identidad Latina
news@identidadlatina.com

Acerca del Autor