Racismo e intolerancia

No cabe duda que la absurda matanza de las 9 personas en una Iglesia de Charleston, South Carolina ha golpeado muy duro a todos en los Estados Unidos. Se venía discutiendo sobre la brutalidad policial o exceso de fuerza para detener o tratar de imponer orden en la comunidad afroamericana especialmente, algunos que provocaron muertes confusas y que fueron filmados. Hechos aun en investigación y con procesos en camino. Y ahora esto.
El presidente Obama se ha referido a este crimen racial como una tragedia que sufre la comunidad negra demasiadas veces, y ha llamado a los líderes a volver a retomar el tema del control de armas, porque le parece inaudito que un joven consiga un arma con tanta facilidad. La exprimera Dama y actual candidata a la presidencia de los EEUU, Hillary Clinton se ha referido al crimen reciente como una terrorismo racial y que el debate por este tema tiene aún un largo recorrido y que se debe hacer algo ya.
Pero estos crímenes, este odio e intolerancia no son aislados, lo vivimos muy cerca nuestro y lo sentimos como un ataque también a las minorías, en nuestro caso a los Hispanos. No es secreto que la mayor parte de los detenidos y la mayoría de los tickets de tránsito se la llevan los negros y los latinos. Entonces, hay algo que está funcionando mal en nuestra sociedad. Las leyes están para cumplirlas si, pero el uso de las facultades de las autoridades también están en discusión.
Para atizar mas el fuego, el millonario empresario de bienes raíces y mediático, Donald Trump, lanza la idea de su candidatura por el Partido Republicano, haciendo una arenga contra los Mexicanos, atacándolos que la mayoría son delincuentes y de mal vivir. A estas Alturas, se hace difícil creer que estos pensamientos xenófobos son solo de este delirante hombre de negocios.
Para dejar un mensaje al respecto se nos ocurre dos puntos inevitables en el debate ya abierto. Uno, que las autoridades o la gente que tiene el poder en sus manos sea mas reflexiva, tolerante y finalmente mas humana en sus decisiones. Lo otro, que todos como habitantes de este país reflexionemos sobre el papel que nos toca jugar en esta sociedad que elegimos para vivir, no debemos dejar pasar hechos de discriminación, violencia o injusticias. En la medida que podamos, hablemos, denunciemos, reclamemos. Es nuestro derecho y un deber.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor