¿Qué Hacer con los Hijos después de la Escuela?

Educacion al Dia

El final del verano marca el comienzo del año escolar. Los padres que trabajan nuevamente se enfrentan a ¿qué hacer con los hijos después de la escuela? Cuando éstos terminan sus clases, si el padre y la madre u otro familiar no está disponible, ¿qué alternativas existen para mantener a los niños y jóvenes ocupados en una forma productiva? Es la gran interrogante.

El horario de las escuelas responde a otra época, una época en que las actividades se determinaban por el ciclo de la agricultura. Es por esta razón que en el verano no hay clases. En épocas anteriores los niños ayudaban a sus padres en las cosechas. A pesar de ser un horario arcaico, el mismo se ha mantenido en nuestra sociedad creando un problema para los padres que trabajan y que no culminan su labor hasta una o dos horas después que terminan las clases.

Para resolver esta situación se han creado programas suplementarios que atienden a los estudiantes después del horario regular de clases. Estos programas permiten que los niños o jóvenes estén supervisados por adultos hasta que lleguen los padres. Se estima que hoy en día estos programas sirven a alrededor de 6.5 millones de estudiantes a través de la nación. Sin embargo, existen uno 15 millones de estudiantes que no tienen quién los reciba después de la escuela y permanecen sin supervisión hasta que un adulto responsable los recoja o llegue a la casa horas después que finaliza la escuela. En Connecticut, el 26 por ciento de los estudiantes no tienen a nadie que los supervise una vez terminada la escuela.

Hoy en día hay una gama de programas que ofrecen distracción, supervisión y también instrucción suplementaria. Los padres que optan por estos programas deben vigilar que el programa cumpla con lo que ofrece y le brinde al estudiante un ambiente seguro en donde pueda prosperar. Muchos de los programas ayudan a los estudiantes a hacer la tarea o asignación y les brinda instrucción suplementaria en el área que el estudiante lo necesite, por ejemplo, matemáticas.

Hay organizaciones como la YMCA y el Boys & Girls Clubs que han ofrecido actividades de esta índole por muchos años. Pero hoy en día, una tercera parte de las escuelas públicas de la nación ofrecen también este tipo de programa.

El gobierno federal contribuye con fondos para financiar a algunos de estos programas de manera que el precio sea módico para los padres. El gobierno estatal también ayuda a las escuelas con fondos para este tipo de programas. En Connecticut gracias a estas ayudas muchos estudiantes de escasos recursos económicos pueden asistir a programas después de clases.

La escuelas en Hartford ofrecen distintos tipos de programas, por ejemplo, en Wish Elementary School se ofrece Horizons Youth Enrichment Program (HYEP). Para los padres que entran a trabajar temprano este programa recibe a niños antes de que comience la escuela, es decir de 7:00 AM a 8:00 AM. También después que termina la escuela, de 2:30 PM a 5:30 PM. El programa permite que los niños participen un mínimo de tres días a la semana.

HYEP tiene una serie de actividades de enriquecimiento entre ellos, juegos, artes y tareas. Además le da a los niños una merienda antes de comenzar las actividades. Si le interesa este programa puede buscar información adicional a través de: www.hyep.info

Los padres tienen que cerciorarse que están pagando por el programa adecuado y que los estudiantes reciben la atención que ameritan. Deben también verificar la reputación del programa hablando con otros padres y conocer a las personas que trabajan en el programa. Siempre pregunten a sus hijos cómo se sienten participando de las actividades y escúchelos si le dan alguna queja.

También pueden buscar más información a través de The Afterschool Alliance (www.afterschoolalliance.org), una organización a nivel nacional que hace investigación sobre este tipo de programa y promueve política para garantizar que los mismos sirvan a jóvenes y niños.

Avatar
Acerca del Autor