Propuesta hace peligrar el Plan de Salud HUSKY

El controversial presupuesto presentado por la Gobernadora Jodi Rell para el período 2010-2011 y los cortes propuestos como medida para enderezar la economía sigue dando de que hablar. Son muchas las agencias que se verán afectadas y una de las más críticas puede ser el de la Salud. En una reunión llevada a cabo en la Oficina Legislativa, el 30 de Abril pasado, pudimos constatar lo urgente es que se tomen las medidas necesarias para evitar que las familias y las minorías se vean afectadas por dichos cortes.

La conferencia fue convocada por la Connecticut Health Foundation (CT Health) y conducida por su fundadora y presidenta, Patricia Baker. La agencia fundada en 1999, y que se ha dedicado a mejorar las condiciones de vida mediante la modificación de los sistemas de salud, presentó al Profesor Jack Hoadley, Ph.D., del Instituto de la Salud de la Universidad de Georgetown, quien a través de un análisis profundo llegó a la conclusión de que el estado de Connecticut perdería $1.3 billones en fondos federales del plan de estímulo económico, porque la ley exige el mantenimiento de las normas de elegibilidad para recibir un mas alto beneficio del Plan de Medicaid en fondos federales.

El cambio propuesto por la Gobernadora, como medida de ahorro sin tener que cortar los niveles de elegibilidad del Plan HUSKY, propone un ahorro de $21 millones a través de esta alza en las primas, lo cual contrasta grandemente con la pérdida que habría en fondos federales, y el que ocasionaría que miles de niños y familias beneficiarios del plan perderían sus servicios de salud al igual que los inmigrantes legales residentes del estado con menos de cinco años.

En medio de una sala llena de representantes de diferentes agencias de salud y de beneficiarios, se dio oportunidad a los presentes a exponer sus preguntas y experiencias, así se comprobó cuán grande será el problema al incrementar estas primas

En conclusión, la medida propuesta por la Gobernadora, lo que haría sería agravar el problema, ya que por una parte dejaría a familias sin los beneficios del plan, y por otra parte incrementaría el uso de la sala de emergencia para aquellas personas sin médico primario, mujeres embarazadas, infantes y otros que requerirían los servicios de emergencia, el cual tendría que pagar el estado a la larga.

Identidad Latina
news@identidadlatina.com

Acerca del Autor