Promesa del tenis entre dos banderas

Andrea Collarini, tenista profesional y su inusual rumbo de Argentina a USA

Andrea Collarini (580º Ranking ATP) nació en Estados Unidos pero desde chiquito se crió y formó como tenista en Argentina. En un mano a mano con ETQNV, explicó porqué se fue a jugar para la USTA (United States Tennis Association) y aclaró lo del Wild Card rechazado, por la Asociación Argentina de Tenis, para poder jugar el Challenger de la Copa Topper Argentina.
- ¿Cómo empezaste a jugar al tenis?
- Empecé a los tres o cuatro años con mi papá. Entrenábamos en GEBA, en Jorge Newbery. Siempre esperaba que él terminara de jugar o me despertaba muy temprano en la mañana y lo despertaba para ir a jugar.
- ¿Qué te decidió que te dediques al tenis y no a otro deporte?
- Yo iba al colegio de ocho de la mañana a cuatro de la tarde, prácticamente todo el día, y jugaba al tenis y al rugby en la escuela. Me gustaba mucho más el rugby porque lo practicaba con mis amigos, pero una vez volví a casa con un tajo en la frente y a partir de ahí mis papás, en especial mi mamá, no me dejaron jugarlo más. Hasta ahí entrenaba sólo dos veces por semana al tenis y cuando abandoné el rugby empecé a dedicarme más de lleno al tenis hasta que me empezó a ir un poco mejor.
- ¿Cómo fueron tus inicios?
- Cuando empecé a jugar torneos, en Grado 1, el tenis no era mi prioridad. Mi prioridad siempre fue el colegio, hasta que en una pretemporada me empezó a ir muy bien y me gustó la competencia. Ahí fue, con 14 años, que me cambié a un colegio de un solo turno y comencé a entrenarme también por las tardes.
- ¿Llegaste a terminar el colegio?
- Sí sí, el año pasado. Y el último año lo hice por internet.
- ¿Cómo hacías para viajar? ¿Te ayudaban económicamente?
- A los torneos siempre viajaba con mi papá y también me ayudó él. Por suerte nunca necesité de otra ayuda.
- ¿Conseguiste sponsors?
-A los 15 años me empezó a representar IMG, pero no es un sponsor. Sí lo son Yonex y Nike que me pagaban por año, pero no los viajes sino como un sueldo.
- ¿Cómo te descubrió Nike?
- En una gira a Europa, cuando tenía 14 años, ahí me preguntaron si firmaría un contrato con ellos y bueno, obviamente dije que sí. Lo mismo con Yonex, me lo ofrecieron en el Orange Bowl (un torneo Junior en Florida, Estados Unidos).
- ¿Por qué te fuiste a Estados Unidos?
- Primero que nada porque iba a tener al mismo entrenador, Diego Moyano. El estaba muy seguro de que era lo mejor para mí porque iba a cambiar de superficie, empezar a jugar en cemento y no quedarme acá jugándole siempre altita (a la pelota) al revés del otro. También porque me ofrecieron jugar más torneos, iba a tener Wild Cards y más ayuda económica, pero eso no fue lo principal.
- ¿Qué cosa lo fue?
- Lo principal fue que toda mi familia y mi entrenador creyeron que era lo mejor para mí para poder evolucionar, ir a vivir solo y tratar de madurar antes.
- ¿Y cómo sobrellevaste el cambio?
- Bien, pero, como todo, llevó su tiempo de adaptación. Al principio me costó más y ahora creo que ya estoy más adaptado.
- Venías acostumbrado a jugar contra argentinos. Cuando te fuiste ¿te costó competir contra los estadounidenses?
- Claro porque una cosa es jugar en cemento contra un argentino pero es totalmente distinto contra americanos, que jugaron toda la vida en esa superficie. Es igual a que a uno de ellos no le guste jugar contra mí en polvo porque no tiene ni idea de lo lento y pesado que es jugar en ese tipo de cancha. Para mí lo mismo, allá es rapidísimo y encima todos sacan bien. Estuve como un mes entrenándome para tratar de adaptarme y estuve varias semanas sin poder ganar.
- Este año fuiste sparring del equipo de Copa Davis de Estados Unidos ¿Cómo fue esa experiencia?
- Muy buena. Compartí una semana con todos jugadores top 20.
- ¿Y qué recuerdos tenés de la convivencia con ellos?
- (John) Isner y (Sam) Querrey son dos chicos. Parecía que eran de mi edad (se ríe). Jugábamos todo el tiempo a las cartas o a cualquier cosa. Era muy bueno ver cómo le pegaban a la pelota y la intensidad en los entrenamientos.
- ¿Cómo era la interna entre ellos? ¿Cómo se concentraban para antes de los partidos?
- Todos duermen solos en la habitación pero en el desayuno, almuerzo y cena estábamos todos juntos. Antes de los partidos había reunión de equipo donde el capitán decía unas palabras y se alentaba un poco.

- Este año fuiste finalista de Roland Garros Junior y perdiste contra tu amigo Agustín Velloti. ¿Cómo fue jugar contra él?
- Estaba nervioso pero por el hecho de jugar la final. Contra Agus jugué como quince veces seguro, o más. Y yo jugué muy bien pero él sacó de maravilla, no parecía un chico de su tamaño. La verdad es que jugamos un partidazo, me gustaría jugarlo otra vez porque fue algo increíble.
- ¿Podrías aclararnos que pasó con el Wild Card para jugar en este torneo?
- Sí. Desde que juego soy de este club (Buenos Aires Lawn Tennis Club) y mi papá pidió un WC a un integrante de la dirigencia de acá. Yo siempre jugué Interclub y siempre lo representé. Esta persona nos dijo que me la iban a dar pero cuando la presentaron a la AAT (Asociación Argentina de Tenis) la rechazaron porque dijeron que sólo iban a ser entregadas a tenistas argentinos.
- ¿Qué sentiste cuando no te la dieron?
- (Con la cabeza gacha) Nada, si hubiese sido un WC desde la Asociación ni la hubiese pedido. Pero como yo soy de este club y ellos me la querían dar, es una pena que no me la hayan otorgado.
- ¿Pensás venir a jugar el ATP de Buenos Aires?
- ¿Ahora en febrero? No creo porque no entro en la qualy, pero ojalá el otro año pueda.
- ¿Qué objetivos tenés para el 2011?
- Seguir mejorando sin mirar mucho el ránking, porque si uno tiene el nivel, éste llega solo. También quiero tratar de instalarme en el nivel de los Challengers.

Por: Matías Figlolia y ETQNV
Identidad Latina
news@identidadlatina.com

Avatar
Acerca del Autor